Compresión de vídeo

Comprimir vídeo digital

La digitalización de vídeo analógico requiere de mucho espacio donde almacenarlo. La gran cantidad de datos recibidos hace que sea necesaria su compresión para que los archivos tengan tamaños razonables.

Para que un vídeo digital resulte fluido necesita alrededor de 25 imágenes por segundo. Si el vídeo no está comprimido estas imágenes ocuparán 1 Mb, aproximadamente. Si nuestro vídeo genera una frecuencia de 30 Mbps necesitaremos una capacidad de 1,5 Gb por minuto.

Códecs de vídeo digital

Exiten algoritmos de codificación que reducen considerablemente el tamaño de los archivos de vídeo. Esto los hace más manejables y fácilmente almacenables. Son los llamados Códecs. Su nombre deriva de las palabras compresión y descompresión. Al igual que en el sonido digital existen formatos de compresión con pérdida de calidad y sin ella.

Compresión inter-frame e intra-frame

Archivo avi

La compresión de los archivos de vídeo digitales puede realizarse de dos maneras:

Compresión Intra-frame: Es conocida también como compresión espacial. Comprime cada uno de los frames de manera individual sin tener en cuenta su relación con las imágenes que le rodean. Se basa en la redundancia espacial y devuelven vídeos con suficiente calidad. El formato por compresión Intra-frame más extendido es el *.avi.

Compresión Inter-frame: Este tipo de compresión de vídeo se basa en la similitud temporal entre los distintos cuadros de imagen o frames. Es conocida también como compresión temporal. Los archivos resultantes son de menor tamaño ya que desecha mucha más información. El formato por compresión Inter-frame más extendido es el *.mpeg-2.


Búsqueda personalizada

Inicio