Tarjeta de sonido, altavoces, micrófonos

Tarjeta de sonido

Necesitamos un ordenador dotado de una serie de dispositivos indispensables para la digitalización, reproducción y edición del sonido.

Tarjeta de sonido

La tarjeta de sonido o placa de audio es el elemento básico. Permite la recepción y la salida del audio y es el dispositivo digitalizador de nuestro ordenador. Recibe las señales eléctricas a través de un cable y las codifica utilizando el sistema binario. También realiza el proceso contrario. Convierte la información digital en señales eléctricas para producir vibraciones sonoras. Para todo esto posee dos microchips. Un conversor analógico digital (C-A/D) y un conversor digital analógico (C-D/A).

Altavoces y auriculares

Altavoz

Un altavoz es un aparato que convierte señales eléctricas en sonidos. Uno o varios altavoces montados en una caja o sobre un soporte forman una pantalla acústica.

Las señales eléctricas son transmitidas a través de los altavoces conectados a la placa de sonido mediante un cable. Los altavoces funcionan a través de una doble acción. Primero convierten la energía eléctrica en mecánica y ésta en energía acústica. Esta energía es la que hace vibrar el aire que se convierte así en sonido.

Los auriculares son altavoces especiales (uno o dos), diseñados para que se puedan escuchar bien muy cerca de los oidos, de hecho, pegados a ellos. También se les conoce como cascos. Los hay desde profesionales, con un sistema de sujeción a la cabeza que los hace muy cómodos, hasta modelos muy pequeños que se acoplan en el pabellón auditivo. Con cables o inalámbricos.

También existen aparatos que combinan unos auriculares con un micrófono.

Micrófonos

Micrófono

El micrófono es el dispositivo más frecuente para la captación de audio y su posterior digitalización. Las ondas sonoras son captadas por el micrófono y hacen vibrar una membrana que transforma las señales acústicas en señales eléctricas. Éstas se transmiten al ordenador a través de un cable que se enchufa directamente a la tarjeta de sonido.

Casi todos los ordenadores disponen de una placa de sonido integrada. Los altavoces y el micrófono de serie son habituales en los equipos portátiles. En los ordenadores de sobremesa tienen que adquirirse por separado.




Google
Búsqueda personalizada