Impresión láser

Impresión láser La impresora láser es la más común en medianas y grandes empresas. Imprimen a gran velocidad y su precio es asequible. Tienen una calidad de impresión alta y aceptan papel normal en formato A4 o A3. La resolución estándar de este tipo de dispositivos es de 600 puntos por pulgada aunque algunas superan los 2400 ppp. Su tamaño es notablemente más grande que el de las impresoras de chorro de tinta.

Originariamente estaban orientadas a las estampaciones en blanco y negro. Hoy en día también pueden realizarse impresiones a color. Son recomendadas para las tiradas de gran cantidad de copias por su bajo precio y su velocidad. Su uso está más extendido para el tiraje de documentos de texto. No se recomiendan para imprimir imágenes, ya que no aceptan el uso de papel fotográfico.

Cómo funciona una impresora láser

Las impresoras laser funcionan de un modo parecido a las fotocopiadoras. En este caso un láser graba en un tambor la imagen mediante impulsos eléctricos. Este tambor se impregna de tinta por un tóner y el tóner imprime por contacto o por calor en el papel. La electricidad estática favorece todo este proceso.

Mecanismo de impresión láser

Para imprimir a color con la tecnología láser el tambor debe pasar por el papel cuatro veces o usar cuatro tambores diferentes. Se usa la combinación de colores CMYK, cian, magenta, amarillo y negro.

Los tóner son algo más caros que los cartuchos para las impresoras de inyección de tinta, aunque el número de copias realizadas con éstos es mucho mayor. Los tóner de color tienen un precio más elevado que los negros.




Google
Búsqueda personalizada



FotoNostra: Fotografía y diseño gráfico digital