JPEG, el formato de Internet

Este formato lo creó The Joint Photographers Experts Group (JPEG, archivos .jpg). Es uno de los formatos más conocidos para la compresión de fotografías digitales. Es uno de los pocos formatos que se soporta en Internet (Web). El soporte de color verdadero (24 bits) de JPEG nos ofrece imágenes con una profundidad de 16.777.216 colores.

Las cámaras digitales y los escáneres suelen almacenar las imágenes en formato JPEG. No obstante, y dado que la compresión de este formato afecta a la calidad de imagen, se puede escoger diferentes niveles de compresión: a más baja compresión mayor calidad. A más alta compresión menor calidad.

Precauciones para no perder calidad

Precauciones para no perder calidad

Se puede optar por una compresión alta para crear archivos que ocupen poco espacio, que se usarán en la Web o para ser enviadas por correo electrónico. JPEG puede llegar a comprimir una imagen hasta sólo un 10 % de su tamaño original, sin que el ojo humano pueda percibir grandes diferencias.

No se deben guardar imágenes en formato JPEG, si se van a modificar. Cada vez que se edita, la imagen sufre una pérdida de calidad. Es imprescindible, por tanto, tener una copia en formato BMP o TIFF, con la máxima profundidad de color y sin compresión, y guardar en formato JPEG (.jpg) sólo las imágenes finales que se vayan a publicar.




Google
Búsqueda personalizada