Tarjetas Gráficas

Tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica es también conocida como tarjeta de vídeo o placa de vídeo. Es el hardware indispensable para ver las imágenes del pc en el monitor. Se encarga de convertir las señales eléctricas procedentes del CPU en información gráfica que se reflejará en la pantalla.

Las tarjetas de vídeo más simples constan de estos cuatro elementos fundamentales:

1.- El microprocesador gráfico: Es el elemento clave de las tarjetas gráficas. Su tarea consiste en ordenar y calcular el valor de cada píxel. Cuanto más potente sea, más rápido actuará y ofrecerá un mejor rendimiento.

2.- Disipador: Las tarjetas gráficas alcanzan una elevada temperatura. El disipador se encarga de reducirla para optimizar su funcionamiento.

3.- Memoria de vídeo: Es la encargada de almacenar la información que podemos ver a través de la pantalla. Cuanto más potente sea nuestra tarjeta gráfica más memoria necesitaremos.

4.- RAMDAC: Es el dispositivo conversor de señal digital en analógica para que pueda ser procesada por el monitor.

Modo de vídeo

Colores vGA

La calidad y potencia de las tarjetas de vídeo vienen dadas por su resolución. La resolución de vídeo es el número de pixels que puede representar por pantalla. La más común en las placas de vídeo estándar (VGA) es 640 x 480, aunque hoy en día ya ha sido ámpliamente superada.

La cantidad de colores que pueda reproducir la tarjeta determinará también su calidad. A mayor resolución, mayor número de colores representables. La combinación de estos dos factores se denomina "Modo de vídeo".

Puertos de conexión

Puertos de conexión

Las tarjetas de vídeo pueden estar integradas en la placa base del ordenador o ser externas. Las integradas son conocidas también como "on board".

Existen varias conexiones entre la placa base y las tarjetas gráficas, siendo el estándar hasta hace poco el tipo AGP. En la actualidad está siendo sustituido por el puerto PCIe.


Búsqueda personalizada

Inicio