Fotografíar animales en la naturaleza

Fotografíar animales en la naturaleza Para fotografiar animales en libertad hay que tener mucha paciencia y sensibilidad. En las fotos de animales hay que seguir las mismas pautas que en las personas, descubrir la personalidad y tratar de plasmarla. No podemos pedir a un animal que sonría, o que se esté completamente inmóvil, o que se coloque en un lugar iluminado en la dirección que nosotros queramos. Debemos esperar y aprender a anticiparnos a su comportamiento.

Es necesario saber determinar o transmitir sobre el animal su estado: la indefensión de un cahorro recién nacido, la nobleza de un león o la ternura de una cría de mona. Debemos buscar la composición, la luz y el encuadre que resalten estas cualidades invirtiendo el tiempo que se precise.

Foto 2

Los pájaros o aves que viven en parques, en jardines o en estanques están acostumbrados a la presencia del hombre. Camuflándose entre hojas, matorrales y la vegetación del hábitat, resulta bastante sencillo tomar buenas fotografías.

Los animales en cautividad, que sen encuentran en el zoo, o e un safari, se puede fotografiar acercándose con prudencia. Normalmente no temen al humano

Para evitar barrotes u otros elementos indeseados, hay que elegir un punto de toma alto y abrir mucho el diafragma, para disminuir la profundidad del campo.

Es preciso tomar las fotografías con un teleobjetivo, para evitar acercarnos demasiado y asustarlos.




Google
Búsqueda personalizada



FotoNostra: Fotografía y diseño gráfico digital