Cámaras de visor directo

Las cámaras de visión directa, o también llamadas cámaras de visor óptico, son aquellas que no utilizan un espejo para hacernos llegar la imagen de la escena a través del visor.

La imagen que vemos se forma en el plano focal y se enfoca gracias a un cristal de enfoque que se pone en lugar de la película. Se trata de un cristal esmerilado traslúcido que hace que la luz se proyecte y que podamos ver la imagen que la luz de la escena ha reflejado a través de las lentes de la cámara.

Cámara de visor directo

El cristal esmerilado de las cámaras de visor directo no sólo permiten enfocar sino que nos permiten ver qué zonas de la escena entrarán o quedarán fuera del encuadre y de la zona de enfoque.

Las cámaras de visor directo pueden utilizar carretes de película de diferentes formatos, desde 35 mm a placas de gran formato.

Las cámaras de formato medio de visión directa son bastante manejables y ligeras asemejándose a las compactas de 35 mm. Al mismo tiempo ofrecen una calidad superior al tener un fotograma de mayor tamaño.

Cámara de visor directo y telémetro

Una de sus características principales es su enfoque telemétrico, como muestra la imagen anterior. Como ya explicamos en el capítulo dedicado a las clamaras telemétricas, este sistema de enfoque mide la distancia entre la cámara fotográfica y el motivo, evaluando el ángulo de convergencia con el que la luz alcanza la lente. El ángulo aumenta si el motivo se acerca y disminuye si el motivo se aleja.

Mamiya 7 II

Entre las cámaras más conocidas dentro de esta categoría estla la Mamiya 7 II. Su reducido peso la hizo pronto muy conocida entre los fotógrafos. Es una cámara que utiliza película de formato medio y que tiene un tamaño de fotograma de 6x7 cm. A pesar de ser una cámara con visor directo y telémetro tiene corrección de paralaje por lo que la imagen que vemos a través del visor es en su inmensa mayoría la que saldrá en la fotografía que tomemos.

Cámara Mamiya 7 II

Otra de las ventajas de la Mamiya 7 II es que al no ser una cámara réflex y carecer de espejo no tenemos la vibración tan molesta en ese tipo de cámaras por lo que no tenemos que preocuparnos por las fotografías trepidadas a velocidades bajas.

Para terminar, otra característica importante de esta cámara es que las lentes pueden acercarse mucho más al plano focal de la cámara al no tener espejo con el que chocar. Esto da lugar a que podamos usar angulares mucho mayores.


Búsqueda personalizada

Inicio