Cámaras de 35 mm SLR automáticas

Las cámaras de fotos pueden variar en cuanto al grado de participación que el fotógrafo tiene a la hora de tomar una imagen.

Según cuánto pueda interferir el fotógrafo las cámaras pueden ser manuales o pueden ser automáticas. Las cámaras manuales darán total libertad en cuanto a controles a la hora de hacer una foto.

Cámara TopCon

Sin embargo, las cámaras que nos interesan ahora son las automáticas de 35 mm o paso universal. Los automatismos a la hora de tomar fotografías pueden ser de gran ayuda. También es cierto que la parte creativa y la personalidad del fotógrafo tiende a desaparecer al hacer uso de este tipo de funciones.

Las cámaras automáticas de formato pequeño necesariamente requieren de componentes electrónicos para funcionar. Esto significa que deberán llevar algún tipo de pila o batería.

Los automatismos pueden llegar a ser totales. Esto significa que el fotógrafo sólo tiene que encuadrar y pulsar el disparador y la cámara se encarga de todos los controles de exposición.

Modos automáticos de las cámaras

Existen dos modos automáticos principales en las cámaras de fotos. El que da prioridad a la apertura y el que da prioridad a la obturación. También se les conoce como modos semiautomáticos ya que permiten al fotógrafo tomar decisiones en cuanto a la exposición de la foto.

Prioridad a la apertura: En este tipo de automatismo el fotógrafo le indica a la cámara con qué apertura de diafragma quiere trabajar y ésta selecciona automáticamente la velocidad de obturación adecuada. Esta elección la realiza la cámara teniendo en cuenta el fotómetro interno que indicará unos valores u otros en función de las circunstancias lumínicas de la escena.

Cámara Nikon FE

Este modo suele facilitar mucho el trabajo cuando queremos tomar una serie de fotografías en la que no tenemos mucho tiempo y queremos controlar la profundidad de campo

Prioridad a la Obturación: Este modo automático hace la función inversa que el anterior. El fotógrafo le indica a la cámara qué velocidad de obturación quiere utilizar y la cámara ajustará la apertura de diafragma adecuada según las condiciones de luz que tengamos en la escena.

Este tipo de automatismo es el más utilizado a la hora de sacar fotos con técnicas como el barrido o cuando se quiere congelar el movimiento.

Además de funciones automáticas en cuanto a la exposición, este tipo de cámaras puede tener automatismos en cuanto al foco (autofocus), en cuanto al arrastre de la película (gracias a su motor de arrastre o motor drive), o en cuanto al flash.

Primera cámara automática

La primera cámara automática del mercado fue lanzada por la marca Kodak en 1938. Sus automatismos hacían referencia a la exposición y era posible gracias a un exposímetro de selenio.

Cámara Kodak Six-20

Debido a su elevado precio no tuvo demasiado éxito y tampoco tenía fama de tener mucha durabilidad. Los empleados de Kodak llegaron a bautizarla con el nombre de Boomerang por la cantidad de veces que la cámara volvía a sus instalaciones para ser reparada.

El eslogan de sus publicidad la anunciaba como "la cámara con el ojo electrónico".


Búsqueda personalizada

Inicio