La compresión

La compresión de las imagen digital se ha hecho imprescindible debido a que el tamaño de los archivos de imagen es cada vez mayor.

La compresión de una fotografía es la reducción de los datos digitales que no resultan necesarios e importantes. Esta compresión permite almacenar mayor número de imágenes al conseguir que los archivos resultantes no ocupen mucho espacio.

Comprimir foto

El gran tamaño de los archivos de imagen ha hecho que se desarrollen muchos métodos para comprimir datos. La compresión es una parte muy importante en el flujo de trabajo con imágenes digitales ya que sin esta los archivos ocuparían la mayor parte de nuestros sistemas de almacenamiento y su velocidad de transferencia se vería disminuida.

Comprimir imagen

Hay dos clases principales de compresión, la compresión con pérdida, conocida también como Lossy por su nombre en inglés o la compresión sin pérdida, para la que el término en inglés es Lossless.

Comparativa compresión con y sin pérdida

Compresión sin pérdida

La compresión sin pérdida se utiliza cuando es importante conservar la calidad de la imagen. De este modo se organizan los datos de la imagen con mayor eficiencia sin eliminar información lo que permite una buena reconstrucción de la imagen.

Compresión sin pérdida

El grado de reducción de información de este tipo de imágenes está limitado ya que los métodos sin pérdida no suelen lograr ratios de compresión superiores a 2:1. Esto significa que el archivo reducido ocupa la mitad que el archivo original.

La compresión también depende del contenido de la imagen. A mayor detalle menos puede comprimirse. Los dos archivos de imagen que tienen la opción lossless más usados son el formato TIFF y el PNG

Formato Tiff y png

Este tipo de compresión es la menos utilizada ya que los archivos, aun habiendo reducido sus datos suelen ocupar gran cantidad de espacio.

Compresión con pérdida

La compresión con pérdida descarta información que considera innecesaria consiguiendo una reducción de datos mucho mayor. El principal inconveniente, como su nombre indica, es que la calidad puede verse mermada hasta niveles inaceptables.

Estos métodos de comprensión funcionan bajo el parámetro de que parte de la información de la imagen es irrelevante o incluso es imperceptible para el ojo humano.

Compresión con pérdida

El formato lossy más habitual es el JPG. Este método permite al usuario seleccionar distintos ajustes basados en la calidad visual de la imagen siendo posibles ratios de hasta 100:1.


Búsqueda personalizada

Inicio