Tipos de iluminación según su dirección

Ya hemos visto qué es la tuz, cómo medirla y de qué tipos puede ser. Pero también importa de dónde viene.

La luz se puede clasificar de varias maneras en función de cómo sus rayos inciden sobre el objeto. Su dirección influye directamente, cómo veremos, en el motivo en la fotografía.

Dirección de la luz

Jugando con la dirección de la luz podremos jugar también con las texturas, los contornos incluso con los colores de los objetos.

Luz Frontal, Cenital y Nadir

Estos tipos de iluminación según su dirección son los siguientes:

Luz Frontal: La luz frontal es aquella que se sitúa delante del motivo a fotografiar y detrás de la cámara o fotógrafo.

Luz frontal

Este tipo de iluminación hace que el motivo no presente muchas texturas y casi ninguna sombra. Fotografiar con luz frontal devuelve imágenes planas y bidimensionales.

Luz cenital: La iluminación cenital es la que se produce cuando la fuente de luz está situada justo por encima del motivo y de la cámara.

Luz cenital

Este es el tipo de luz que provoca el sol al medio día cuando está en su punto más alto. También podemos provocarla en el estudio, pero su uso es menos frecuente ya que, como se ve en la imagen, produce sombras demasiado oscuras y profundas para los retratos.

Luz Nadir o contrapicada: Es exactamente la contraria a la luz cenital. Se da cuando la fuente de iluminación proviene de un plano más bajo que el sujeto y lo ilumina hacia arriba.

Luz nadir

Este tipo de iluminación también se da poco y exclusivamente con luz artificial para dar efectos muy expresivos a la toma ya que produce sombras muy poco naturales en el rostro.


Búsqueda personalizada

Inicio