El flash profesional

Los flashes de estudio son aquellos modelos de flash, generalmente grandes y potentes, usados por los profesionales de la fotografía.

Los flashes profesionales o flashes de estudio cuentan con muchas características para elegirlos y de otras cuantas para desecharlos.

Flashes profesionales

Como ventajas, los flashes de estudio tienen una potencia muy superior a cualquier otro tipo de flash. Con ellos se pueden sacar fotos incluso en situaciones de total oscuridad. Otra de sus características es la cantidad de accesorios que podemos incorporar para darle a la luz los matices que nos interesen: difusores, anillos, filtros, y un largo etcétera.

Todo un mundo de accesorios

Entre sus accesorios principales, los flashes profesionales necesitan de un trípode donde ser colocados y de una conexión para la sincronización con la cámara y con otros flashes si los hubiera.

Accesorios flash de estudio

Otra de sus ventajas es que constan de una Luz de modelado. Esta es una luz de tungsteno que viene con el flash y que da una luz continua. No cambia la situación lumínica de la escena ya que se apaga cuando salta el destello del flash. Su función es primordialmente la de iluminar la escena antes del disparo y permitir, entre otras cosas, enfocar. También nos da una ligera idea de cómo va a ser la foto que tomemos una vez que salte el flash, sobretodo en lo que a sombras se refiere.

Desventajas del Flash de Estudio

Entre sus desventajas principales está el precio. Los flashes de estudio suelen ser unidades caras. Su precio variará en función de su potencia y la calidad de sus materiales.

Flashes de estudio

Otra de sus desventajas primordiales es el peso. Los flashes profesionales son pesados y poco manejables para el uso en exteriores llegándolos a convertir en algo incómodo. Cuanto mayor calidad y mayor potencia tengan los aparatos, más pesados serán. Al igual que su peso, su tamaño puede llegar a ser una desventaja a la hora de transportarlos.

Tipos de Flashes

Existen dos tipos de flashes de estudio. Los llamados Compactos o Monoflashes y los Flashes con Generador. Los Monoflashes se conectan directamente a un enchufe a través de un cable de corriente. Todos los controles del flash se encuentran en su cuerpo. Desde él podemos controlar la potencia del flash, la luz de modelado, etc.

Flashes con generador

Los monoflashes necesitan de una fotocélula para recibir la luz emitida por las unidades de su alrededor. Con esta fotocélula miden y detectan el destello de luz y se dispara. Esta fotocélula se llama Célula de Simpatía.

Los flashes con generador están, como su nombre indica, conectados a un generador que es el que les transmite la corriente eléctrica para disparar. A este generador se conectan el resto de los flashes del esquema por lo que no serán necesarias las células de simpatía para que salten todos a la vez.

Flashes Profoto

Como principal ventaja está que las unidades de flash son más pequeñas, manejables y livianas. Los controles del flash se encuentran todos en el generador. Con él podemos encenderlos y apagarlos, decirles la potencia a la que queremos que salten y será aquí donde se conecte el cable de sincronización con la cámara.


Búsqueda personalizada

Inicio