Fotografiar animales

Fotografiar animales

Resulta un poco difícil fotografiar animales. Esta dificultad se debe a la movilidad de estos. Pueden ser animales asustadizos o muy activos, lo cual dificulta su exposición.

Para hacer buenas fotografías de animales es imprescindible armarse de una buena dosis de paciencia. En cierto modo, fotografiar animales requiere las mismas habilidades y técnicas que se necesitan para fotografiar bebés o niños de corta edad.

Se les debe fotografiar por sorpresa o evitando que detecten nuestra presencia. No obstante los animales domésticos forman parte de la atmósfera familiar y su actitud tierna o juguetona inspira divertidas fotografías. Conseguir que pose un perro o un gato es bastante difícil, es conveniete situarnos a una distacia adecuada y esperar a que el animal adopte una postura que nos agrade.

Captar la imagen con rapidez

Captar la imagen con rapidez

El animal se expresa con reacciones imprevisibles y espontáneas. Debemos captar la situación con rapidez.

Para evitar fotos movidas, debemos utilizar tiempos de obturación breves. La luz natural es la mejor para fotografiar animales, ya que la iluminación forzada, los asusta. Los mejores encuadres se obtienen situándose a la misma altura que el animal.

El uso del zoom se hace imprescindible para hacer fotos de animales asustadizos, ya que no nos podremos acercar demasiado.

En caso de ser animales en movimiento, o animales veloces se recomienda utilizar un tiempo de exposición bajo (aproximadamente, 1/125).




Google
Búsqueda personalizada