Cómo fotografiar bebés

Las fotografías de bebés enternecerán a cualquiera y podremos ser tan creativos como queramos.

Los bebes son excelentes modelos de fotografía. Por lo general son expresivos y jamás se preocupan por la cámara. Por otro lado, debemos ser cuidadosos al fotografiar bebés y recién nacidos ya que son muy sensibles al calor de los focos o a la luz del flash. Por esto la sesión de fotos debe hacerse lo más rápido posible.

Foto de bebé

Es importante elegir un momento en el que el bebé esté del mejor humor posible. Quizá después de una siesta o trás la comida la sesión sea más rápida, agradable y nos dé mejores fotos.

Bebé

Por supuesto, será imprescindible contar con la ayuda de los padres. Hacerles partícipes en las fotos no sólo hará que tengamos fotos familiares más bonitas sino que el bebé se sentirá mucho más cómodo y seguro.

Bebé y su padre

Darle alguno de sus juguetes favoritos y que haga uso de él, disfrazarlo, o ponerle alguna prenda de papá o mamá será de gran ayuda a la hora de obtener una foto divertida y enternecedora.

Bebé con gafas

En cuanto a la técnica, los consejos son similares a los dados para fotografiar niños.

1. Iluminación: Elegir preferentemente la luz natural como luz principal de la foto. Los bebés no soportan bien las altas temperaturas de los focos de estudio. Hacer las fotografías al aire libre o colocar al bebé cerca de una ventana ayudarán a tener una buena luz. Si ésta no es suficiente o si queremos mejorarla siempre podremos usar un flash de relleno pero recomendamos no iluminar al bebé directamente sino rebotando la luz.

Iluminación para foto de bebé

2. Acércate: Para tener una buena fotografía de un bebé o un recién nacido es importante que sea el protagonista completo de la toma. Por ello debemos acercarnos lo más posible para que en el resultado final predomine nuestro modelo. Si el bebé se asusta teniéndonos tan cerca podremos usar un teleobjetivo y alejarnos de él.

Primer plano de bebé

3. Estate preparado: Con los bebés, como con los niños, todo sucederá muy rápido. Para ello se recomienda, no sólo tener la cámara siempre cerca, con baterías y lista para disparar sino que nos será muy útil tener puesto el modo ráfaga y así no perdernos ni una sonrisa o gesto.


Búsqueda personalizada

Inicio