Fotografiar la llanura

Fotografiar la llanura

La llanura, es una fotografía en una zona abierta , debe comunicar sensación de espacio y libertad. El cielo domina la extensión y se resalta, bajando la línea del horizonte. El buen punto de la toma, debe ser bastante alto, para evitar que se superpongan las líneas de fuga del paisaje.

Los elementos significativos , como las alpacas, y demás vegetación o animales pastando evidencian la bastedad de la llanura. Los muros y vallas fragmentan el paisaje crean interesantes motivos geométricos.

Fotografiar el bosque

Fotografiar el bosque

Los diferentes elementos que conforman el bosque, resultan muy confusos. Hay que buscar un claro o algún detalle que podamos aislar.

Son de especial interés los contrastes creados por las diversas especies de árboles que lo forman.

La luz se filtra a través de los árboles, creando sensaciones entre la luz del sol y las hojas muy especiales. Las hojas de los árboles retienen la luz roja y pueden provocar una dominante verde en la imagen. Si se produce esto, es conveniente colocar al objetivo un filtro de corrección 20 de rojo o de magenta. Las diferentes especies de árboles en el mismo bosque crean contrastes interesantes.

Fotografiar el mar

Fotografiar el mar

Captar la atmósfera de un paisaje marino, no es nada fácil. Los reflejos producidos por el agua, las condiciones atmosféricas la hora del dia, influyen de modo determinante en el efecto de la imagen.

Las olas chocando contra las rocas foman apasionantes escenas en el agua. Para congelar el movimiento, se ha de utilizar un tiempo rápido (mínimo 1/250 seg). El filtro polarizador elimina los reflejos, y crea imágenes saturando el color del cielo y el mar.




Google
Búsqueda personalizada