Fotos de paisajes: La nieve

Fotos de paisajes: La nieve

Las inmejorables condiones ambientales para fotografiar paisajes nevados, se dan con un cielo y sol directo. Para establecer la exposición correcta hay que realizar una medición sobre una cartulina de color gris, porque tanto el cielo como la nieve, con su intensa luminosidad falsean el cálculo de la exposición.

Fotagrafiar la niebla

Fotagrafiar la niebla

Las imágenes se obtienen con la luz del sol oblícua, ya que éstas, forman sombras alargadas que ponen en relieve la profundidad del paisaje y la suavidad de la nieve.

Cuando se realiza una fotografía en cotas muy altas, es aconsejable utilizar un filtro ultravioleta para evitar las sombras azules y otro filtro polarizador para saturar el cielo.

Fotagrafiar la bruma

Fotagrafiar la bruma

La niebla se posa en los valles, por lo que suele ser suficiente bajar unos ciertos metros para disfrutar de un espectáculo ambiental. Tiene el aspecto de un mar traquilo en el cual sólo despuntan los elementos más elevados de la ciudad o del campo.

La bruma que se concentra en los valles, entre las montañas, o encima del agua, permite realizar unas fotos atractivas y espectaculares.




Google
Búsqueda personalizada