Fotos de paisajes: La nieve y la niebla

Cualquier paisaje se convierte en digno de ser fotografiado cuando es cubierto de nieve.

Dentro de la fotografía invernal, la nieve y la niebla nos proporcionan oportunidades de capturar imágenes únicas.

Paisaje nevado

Fotografiar nieve correctamente es especialmente difícil ya que ésta, debido a su intensa luminosidad, falsea con facilidad el cálculo de la exposición de la cámara. Por norma general, cuando fotografiamos sin compensación de la exposición, los paisajes nevados tienden a salir muy oscuros y la nieve tirando a grisácea.

Compensación de la exposición

Si tu cámara no tiene esta función, sobreexpón siempre que tomes fotografías a la nieve.

Otro factor importante será el del balance de blancos. Si en las preselecciones de la cámara no tienes el balance de blancos para nieve o no quieres hacerlo manualmente con una carta de grises, te recomendamos usar el balance de blancos para luz de flash que compensará el tono azulado que le dará el modo automático

Nieve sin balance de blancos

A nivel creativo hay infinidad de cosas que puedes hacer para mejorar tus fotos de nieve. Por ejemplo, usar el blanco y negro hará que su contraste resalte mucho todos los componentes de la imagen.

Por otro lado, asegúrate de fotografiar algo más que nieve. Añade a tus fotografías otros elementos que llamen la atención y completen la foto.

Nieve sin balance de blancos

Las mejores imágenes de paisajes nevados se obtienen con la luz del sol oblicua. Estos rayos forman sombras alargadas que ponen en relieve la profundidad del paisaje y la suavidad de la nieve.

Cuando se realiza una fotografía en cotas muy altas, es aconsejable utilizar un filtro ultravioleta para evitar las sombras azules y otro filtro polarizador para saturar el cielo.

Sombras en la nieve

En cuanto a fotografiar niebla no es más fácil que la nieve pero ofrece paisajes únicos. Tiene el aspecto de un mar tranquilo en el cual sólo despuntan los elementos más elevados de la ciudad o del campo.

La bruma que se concentra en los valles, entre las montañas o encima del agua permite realizar unas fotos atractivas y espectaculares.

Niebla

La niebla hará que nuestras fotografías tengan menos contraste y pierdan bastante saturación de color. Para recuperarlos, en cierta medida, debemos aumentar el tiempo de exposición. Esto hará también que el aspecto de la niebla se suavice.

Paisaje con niebla

Para conseguir un resultado satisfactorio será indispensable el uso de un trípode que mantenga nuestra cámara quieta.


Búsqueda personalizada

Inicio