Fotografía Analógica

La fotografía analógica es aquella en la que intervienen procesos químicos para que tenga lugar. Desde emulsiones fotosensibles hasta productos para fijar la imagen en un soporte.

Llamamos Fotografía Analógica o Análoga a toda aquella fotografía que no es digital. Esta denominación es, en realidad, un error ya que no se corresponde con la definición que el diccionario da del término "analógico".

Carrete de fotos

El concepto Fotografía Analógica surge como una necesidad cuando llega la fotografía digital. Es el momento en el que se engloba toda la fotografía anterior bajo la denominación "analógica" como contrario al término "digital". Cuando hablamos de Fotografía Análoga en realidad nos estamos refiriendo a la Fotografía Química o Fotografía Argéntica.

Nosotros llamaremos Fotografía Analógica a la Fotografía Química para usar un vocablo genérico aunque no sea del todo correcto.

Fotografía Química

Entendemos como fotografía química toda aquella foto resultante de un proceso en el que son indispensables elementos químicos para que ésta se dé. Estos procesos químicos se dan en distintos niveles. Desde los carretes hasta su revelado.

Laboratorio fotográfico

La fotografía química también se llama fotografía argéntica debido a las sales de plata con las que se emulsionaban los soportes de la imagen y se convertían en fotosensibles. Para que esta emulsión reaccione es necesario que sean expuestos a la luz de la escena que queremos captar. A su vez, es indispensable que estos soportes no sean iluminados, ni previa ni posteriormente, ya que se velarían y estropearían la captura.

La fotografía analógica, desde sus comienzos, ha sufrido una constante evolución. Empieza con la búsqueda de emulsiones que perduren en el tiempo y no se desvanezcan y continua con la búsqueda de procesos que aceleren el tiempo de exposición.

Camara analógica

Desde las sales de plata, al cloruro de plata, o al nitrato de plata, etc. La fotografía química más extendida se sirve de carretes de película que se exponen a la luz con cámaras de foto analógicas. Estos carretes necesitan revelarse y sus imágenes se positivan y amplían sobre papel fotográfico.

Cámaras Lomográficas

Aunque con la llegada de la fotografía digital la fotografía analógica ha sufrido una pronunciada caída en desuso, corrientes como la Lomografía la siguen manteniendo viva convirtiéndola incluso en una moda. Carretes, reveladores, papeles, cámaras y emulsiones se siguen demandando por los amantes de la fotografía tradicional.


Búsqueda personalizada

Inicio