Los modos de color

Todas las imágenes digitales tienen un modo de color. Veamos cuáles son y cómo funcionan.

Ya hablamos en el capítulo dedicado a los sensores cómo estos capturaban y digitalizaban el color de la escena cuando sacamos una foto.

Funcionamiento del filtro Bayer

Los modos de color son la bases para la representación de esos valores de color de cada píxel del sensor. Estas bases son las que toman los diferentes soportes en los que podemos representar una imagen digital para mostrarnos el color que tiene cada píxel.

Los soportes pueden ser una pantalla de ordenador, una impresora, un programa de retoque, etc. y cada uno empleará el modo de color que el fabricante haya determinado.

Monitor e impresora

Existen varios modos de imagen y la principal diferencia entre ellos es cuántos canales usan para representar un color y qué profundidad de bits tienen esos canales.

Entre los modos de color más básicos tenemos los siguientes:

Escala de grises: Es el más simple de todos ya que tiene un solo canal. Con ese canal representa valores de grises del blanco al negro. Pueden tener una profundidad de 8 o de 16 bits por píxel.

Bosque en escala de grises

Indexado: Las imágenes con color indexado tienen una gama de colores reducida para que sus archivos sean más pequeños. Es habitual que las imágenes indexadas se usen en páginas web o en gráficos con pocos colores. Solo cuentan con un canal de color de 8 bits.

Modo indexado

Después de los modos de color más simples tenemos los más extendidos a día de hoy. Estos son tres:

RGB: RGB son las siglas en inglés de los colores rojo, verde y azul (Red, Green, Blue). Estos son los tres canales de color que tiene el modo. Cada canal contiene 8 o 16 bits por píxel y por canal lo que da como resultado imágenes con más de 16 millones de colores.

Modo RGB

Es el modo más usado por la mayoría de los dispositivos que forman los colores de un modo aditivo, es decir, sumando la luminosidad que emiten todos los objetos y sujetos.

CMYK: Es un modo de color de cuatro canales. Los valores representan el color cian, el magenta, el amarillo y el negro. Al igual que el RGB puede tener 8 o 16 bits por canal. Este modo compone los colores de manera sustractiva, es decir, parte del blanco y va restando colores usando sus complementarios.

Modo CMYK

Este modo es el que usan habitualmente las impresoras. A la hora de retocar las fotos en el ordenador nos servirá de gran ayuda para ver si los colores de la imagen que hemos trabajado en RGB serán los mismos que los impresos en CMYK ya que a veces no coinciden. Esto ocurre porque hay algunos colores RGB que no pueden conseguirse en CMYK.

LAB: El modo de color LAB es independiente del periférico que lo representa, tanto de los monitores como de la impresora.

Modo LAB

En este modo existen 3 canales, L, A y B. L representa la información tonal o luminancia y A y B la información de color o crominancia, siendo A la que añade los colores en la línea del rojo y el verde y B la que añade el contenido en amarillo o azul.


Búsqueda personalizada

Inicio