Fotografiar bodegones

Los bodegones o naturalezas muertas son todas aquellas composiciones que hacemos con objetos inanimados. Aprender cómo fotografiarlos demostrará nuestros conocimientos de fotografía.

Una buena fotografía de bodegones se caracteriza por el dominio de todos los elementos esenciales de la fotografía. El control de la iluminación, la composición y el encuadre y el buen uso de la distancia focal.

Bodegón

Este tipo de fotografía también es conocida como fotografía de producto ya que es una de las más utilizadas en fotografía publicitaria para venderlos. Joyería, cosmética, relojería y restauración son los campos en los que la fotografía de bodegón está más extendida.

Fotografía de producto

Para poder mostrar los elementos que componen nuestro bodegón debemos tener en cuenta una serie de factores fundamentales.

La iluminación

Tanto si esta es natural como artificial debe estar al servicio del objeto. Puede ser una iluminación creativa o realista pero siempre intencionada.

Lo más utilizado en bodegones son los Softbox o cajas de luz pero si no disponemos de una podemos simularla con cartulinas o telas blancas algo traslúcidas.

Caja de luz casera

La composición

La composición de los bodegones es un tema crucial si queremos que nuestras fotografías destaquen entre otras miles. Ten en cuenta la regla de los tercios para hacer una composición fuerte y que ningún elemento externo distraiga la atención.

Regla de los tercios

Los elementos y el fondo

En un bodegón los elementos deben estar elegidos y colocados con especial mimo. Si la composición la forman varios objetos se recomienda ponerlos uno a uno e ir comprobando cómo inciden en cada uno de ellos las luces y las sombras creadas por los objetos nuevos.

Difuminar fondo

Los fondos cobran mucha importancia y debemos procurar que no distraigan sobremanera la atención. Se pueden colocar telas o cartulinas de colores y tomar las fotos con poca profundidad de campo para difuminarlo lo más posible.

Foto 1

Normalmente las fotos de naturaleza muerta se realizan en el estudio, aunque también en la vida cotidiana se encuentran composiciones con imágenes muy armoniosas y equilibradas. Viejas colecciones de objetos encima de cualquier superficie, o en una vitrina, un escaparate, trozos de hierros, elementos de madera en la superficie del mar. La redondez de un objeto, de un tubo, una llave, etc. pueden ser dignos de fotografiar.


Búsqueda personalizada

Inicio