Los objetivos normales

En función de su ángulo visual, los objetivos se clasifican en diferentes categorías. Revisaremos los objetivos estándar o normales en esta página.

Consideramos objetivos normales a los que tienen una distancia focal que va desde los 35mm a los 50 o 55 mm. Estos objetivos se llaman normales ya que son los que más se asemejan al ángulo de visión del ojo humano, es decir, de unos 45º.

Objetivos Estándar

Este ángulo es el resultado de combinar la longitud focal de los objetivos con el formato que tiene nuestra cámara.

Las fotos resultantes utilizando este tipo de objetivos estándar son bastante similares en perspectiva y tamaño a lo que nuestros ojos ven.

Este tipo de objetivo ni reduce ni amplía la realidad por lo que son bastante utilizados por los fotógrafos.

Ejemplo de fotografía con 50mm

Se caracterizan por la poca distorsión y la naturalidad que ofrece en la perspectiva, excepto en la toma fotográfica realizada desde muy cerca. Estos objetivos, a su vez, son los que se suelen fabricar con mayores aperturas de diafragma por lo que son muy luminosos.

Objetivos muy luminosos

Este tipo de objetivos son los que solían llevar incorporados las cámaras analógicas tradicionales, no sólo por su similitud con el ojo humano sino porque su fabricación resultaba más barata.

Hoy en día suelen utilizarse para fotografiar situaciones generales en las que los sujetos y objetos deban mantener sus proporciones reales.


Búsqueda personalizada

Inicio