El proceso fotográfico

Tomar, echar o hacer una fotografía es mucho más que apretar un botón. Analizaremos cada uno de los momentos del proceso fotográfico en esta página.

Llamamos Proceso fotográfico a todo el camino que recorremos desde que disparamos con la cámara de fotos hasta que tenemos la imagen en nuestras manos. En otras palabras, analizaremos paso a paso qué es exactamente hacer una fotografía, en su sentido más amplio y práctico.

Toma de la foto

El proceso fotográfico comienza con la toma de la foto. Para ello la imagen se ha tenido que formar previamente. Como ya vimos en la sección Luz y Color, la formación de la imagen es imposible sin la luz. Los objetos y sujetos emiten luz que la cámara capta una vez que pulsamos el disparador. Esta luz entra al cuerpo de la cámara a través de la lente u objetivo.

La cantidad de luz que entra es controlada por el fotógrafo a través del diafragma y del obturador de la cámara.

Película fotográfica

Una vez que el fotógrafo ha decidido, en función de su creatividad (y, más frecuentemente, en función de los datos del fotómetro), qué apertura de diafragma y qué velocidad de obturación usará, pulsa el disparador haciendo que el obturador se abra y exponga la película a la luz.

En la película se registra la imagen gracias a su emulsión. Esta imagen se forma en la película ya que la luz activa la emulsión de la película formada por minúsculos átomos de plata. Estos átomos emulsionados son lo que conocemos como Imagen latente.

Revelar Carrete

En fotografía analógica, para que esta imagen latente deje de serlo y se convierta en algo real necesitamos la ayuda del proceso de revelado del negativo.

Aplicandole un líquido revelador al carrete expuesto y con la imagen latente formada conseguiremos dos cosas:

1.- la transformación de los elementos químicos de la película y su conversión en pequeñas partículas de plata que formarán la imagen

2.- que la emulsión de la película deje de ser fotosensible y la imagen perdure en el carrete. Para esto, se le aplica al carrete otro producto llamado fijador.

Positivo y negativo

En la película, la imagen tomada se crea en negativo. Esto significa que las partes del carrete que han sido expuestas a la luz variarán en tonos del blanco al negro en función del tono real del objeto y de la luz que emitan.

Las partes que no lo han sido se quedarán transparentes.

Para que los tonos de la imagen vuelvan a corresponder con la realidad se someten al proceso de positivado y de ampliación en papel. Es aquí donde el proceso fotográfico termina.


Búsqueda personalizada

Inicio