La reflexión de la luz

La luz rebota de distintas maneras, según cómo sea la superficie sobre la que incide, y esto tiene especial importancia en fotografía.

Otra de las características ópticas de la luz es la Reflexión. Este fenómeno se produce cuando la luz ilumina un cuerpo y rebota.

Reflexión de la luz

Todos los objetos reflejan en mayor o menor medida la luz que incide sobre ellos en función de su superficie. Las distintas superficies reflejan la luz en distintas proporciones.

Los rayos que llegan a la superficie de un cuerpo rebotan siendo reflejados en una dirección determinada. Esta dirección depende del ángulo de incidencia de la luz sobre dicha superficie.

Conocer esta propiedad básica de la luz nos ayudará en fotografía a elegir y componer la iluminación y a determinar dónde nos situamos para tomar la foto.

Tipos de reflexión de la luz

Existen varios tipos de reflexión: directa, difusa o selectiva.

La Reflexión directa o especular: Sucede cuando los ángulos que los dos rayos determinan con la superficie son iguales. La reflexión es más perfecta cuanto más pulida está la superficie. Este tipo de reflexión es la que suele ocurrir con los espejos ya que refleja la misma luz que incide sobre él.

Reflexión especular

La Reflexión difusa: Se da cuando la superficie refleja por igual en todas las direcciones. Los reflejos difusos tienen el mismo brillo, independientemente del ángulo desde el que los visualicemos. Este tipo de reflexión se da cuando el haz de luz incide sobre una superficie irregular o áspera. Casi todas las superficies lo son aunque no lo parezcan por lo que la irregularidad puede ser mínima cuando este tipo de reflexión se produce.

Reflexión difusa

Existe un tercer tipo de reflexión. Es la conocida como Reflexión selectiva. Ésta puede ser acromática o cromática y es la que realizan los pigmentos sustrayendo una determinada longitud de onda.

Se da una relación directa entre la absorción y la reflexión de la luz. Cuando la absorción de la luz es total, la reflexión es nula. Se da también el caso contrario. Cuando la absorción es nula la reflexión es total. Cuando la absorción es parcial, en consecuencia, la reflexión también lo será.


Búsqueda personalizada

Inicio