Los Teleobjetivos

Para fotografiar motivos que están a grandes distancias lo mejor es un teleobjetivo.

Los teleobjetivos son aquellas lentes que abarcan focales superiores a las focales estándar o normales. Existen tres tipos de teleobjetivos en función de su longitud focal. Éstos pueden ser cortos, medios o largos.

Teleobjetivos

Los teleobjetivos cortos tienen una distancia focal que oscila entre los 70 mm y los 200 mm para una película de paso universal o 35 mm.

Los medios van desde 200 a 400 mm y finalmente los largos o super teleobjetivos tienen longitudes focales de 400 mm en adelante.

Tipos de teleobjetivos

El ángulo de visión de los teleobjetivos es mucho más estrecho y sólo podemos encuadrar una pequeña parte de la toma real que estamos viendo. Estos objetivos eliminan los elementos sobrantes que se encuentra alrededor del centro de interés.

Se utilizan, por lo general, para acercar un motivo, por muy lejano que se encuentre.

Fotografía con teleobjetivo

Al usar teleobjetivos tenemos la impresión de que los elementos se encuentran más cerca unos de los otros de lo que percibimos con los ojos. Podemos incluso llegar a perder la referencia del espacio que hay entre ellos y verlos amontonados.

Naturaleza con teleobjetivo

Este tipo de lente es ideal para fotografiar naturaleza, deportes o actividades al aire libre. Esto es debido a que tienen una profundidad de campo muy reducida y centran perfectamente la atención en el objeto o sujeto elegido.

Deporte con teleobjetivo

Cuanto más aumentemos la distancia focal, el ángulo de visión será más estrecho y la profundidad de campo será menor por lo que perderemos la nitidez en el fondo de la escena.

El principal defecto de estas lentes es que necesitan películas de alta sensibilidad debido a su poca luminosidad y, por lo general, también, el uso de trípode ya que, además de evitar con él el movimiento en la imagen, aguantaremos su elevado peso.


Búsqueda personalizada

Inicio