Los trípodes fotográficos

El trípode es uno de los accesorios fotográficos más utilizados y a veces su uso se hace indispensable.

El trípode es, junto con el flash, el complemento del trabajo fotográfico más utilizado por los profesionales y aficionados. Como su nombre indica, es un armazón que tiene tres patas y con el que podemos sostener la cámara de fotos.

Fotografía con trípode

Para llegar a conseguir una imagen con toda su nitidez, necesitamos que la cámara de fotos permanezca totalmente inmóvil durante el tiempo que el obturador permanezca abierto.

Fotografía movida

En condiciones de poca luz, donde la velocidad de obturación es inferior a 1/60 segundos, se apreciará el movimiento de la cámara si no utilizamos un trípode para la toma.

Con el uso del trípode conseguiremos que la fotografía no salga movida siempre y cuando el objeto permanezca quieto. Como es lógico, si el elemento a fotografiar se mueve, éste movimiento será capturado por la cámara a pesar del trípode.

Fotografía nocturna con trípode.

Existen infinidad de tipos de trípodes y su variación en calidad y precio puede ser abismal.

Uno de los elementos más importantes del trípode y que suele diferenciar uno de otros es la rótula.

Rótulas

Las rótulas pueden ser de tres ejes, es decir, podemos moverlas en horizontal, en vertical o girarlas. También las hay de bola, en las cuales podemos mover la cámara a nuestro antojo ya que el mecanismo rota sobre una bola. Y finalmente las rótulas de joystick que tienen un funcionamiento similar a las de bola.

Trípodes

A la hora de comprar un trípode debemos tener muy en cuenta el material de su fabricación. Éste no sólo afectará a su durabilidad sino a su peso. El peso del trípode será uno de los factores determinantes ya que necesitaremos que sea ligero pero que a su vez sea estable y soporte sin riesgos el peso de nuestra cámara y los objetivos.


Búsqueda personalizada

Inicio