Caliente o cálido (color)
Diccionario de fotografía y diseño, letra C

Al hablar de colores, caliente es el que recuerda a sustancias o cosas calientes como el fuego y el sol. Es decir: Rojos, amarillos, naranjas, marrones... Se supone que se trata de un tipo de color que comunica una sensación de calidez por asociación con el fuego y cosas calientes.

Lo contrario es un color frío, que transmitiría una sensación de frialdad o frescura (usualmente verdes y azules).

En esta interpretación psicológica de los colores, los colores cálientes o cálidos serían excitantes mientras que los fríos serían tranquilizadores.

Los colores más saturados (más "coloridos") tendrían una sensación de frialdad o calidez más potente que la de colores menos saturados. Los colores neutros (negro, grises y blanco) no comunicarían sensaciones de frialdad o calor sino es asociados a otros calientes o fríos.

A los tonos calientes también se los suele llamar "cálidos".



Búsqueda personalizada

Inicio