Equilibrio de blancos
Diccionario de fotografía y diseño, letra E

Equilibrio de blancos

El equilibrio de blancos es una función de la cámara que permite compensar los diferentes colores de luz emitidos por distintas fuentes de iluminación.

En fotografía y captura de imágenes en general, la operación de identificar el punto blanco de la escena que se va a tomar para que los colores sean naturales y se correspondan con la adaptación cromática de neutralización de tonos que el ojo humano hace en situaciones con distintas temperaturas de color.

En fotografía digital, el equilibrio de blancos consiste en decirle a la cámara qué tono debe considerar "blanco" en una escena, para que adapte todos los otros tonos. Se puede hacer de varias formas:

- usando automatismos: equilibro automático de blancos,

- seleccionando valores predeterminados de temperatura de color: lúz de mediodía, interiores, día nublado, etc.,

- mediante valores numéricos: 3.000 K, 5.000 K, 6.500 K, o

- disparando contra algo (un papel, por ejemplo) e indicándole a la cámara que eso es blanco.

En fotografía analógica esa adaptación sólo se podía hacer usando películas fabricadas al efecto - película de luz de día o de interiores -, mediante filtros y usando iluminación controlada.

Aunque es posible corregir las imágenes tomadas con una identificación equivocada del punto blanco, es obviamente mejor partir de una identificación correcta. El uso del formato digital RAW permite más libertad en este sentido.

A esta operación se la llama muchas veces con el anglicismo balance de blancos (white balance).



Búsqueda personalizada

Inicio