Exposímetro
Diccionario de fotografía y diseño, letra E

Instrumento que mide la intensidad luminosa y determina los valores de abertura y velocidad de obturación para obtener una exposición correcta.

El exposímetro puede ir incorporado a la cámara o ser independiente de ella. Los independientes pueden medir la luz que llega al motivo (lectura de luz incidente) además de la reflejada por él (lectura de luz reflejada). Los incorporados sólo pueden medir la reflejada. Ambos tipos pueden diseñarse para medir zonas limitadas del motivo (lectura puntual) o una escena completa (lectura general). Los instrumentos incorporados a la cámara suelen dar preferencia a alguna parte determinada del motivo, por lo general al centro del mismo.

Todos utilizan la corriente eléctrica que se produce o modifica cuando la luz actúa sobre una célula sensible para desplazar una aguja o iluminar un díodo luminoso (LED). Los díodos están sustituyendo poco a poco a las agujas, porque son más fáciles de leer con luz débil y más fiables, ya que carecen de inercia mecánica. Se utilizan cuatro tipos básicos de células sensibles:

1) De selenio (Se): no necesita pilas, porque genera una corriente eléctrica en presencia de luz, pero resulta poco adecuada para montar en el interior de una cámara porque ha de ser bastante grande para responder a niveles de iluminación bajos.

2) De sulfuro de cadmio (CdS): como las dos que vienen a continuación, esta célula es lo suficientemente pequeña como para encontrar sitio dentro de una cámara y necesita formar parte de un circuito alimentado por una pila, porque lo que varía en presencia de la luz es su resistencia eléctrica; responde bien a la luz débil, aunque con el inconveniente de cierta inercia que le hace retener una lectura durante unos pocos segundos, sobre todo si se trabaja con luz cambiante; por otra parte, las células CdS tienen tendencia a subexponer los motivos rojos por su gran sensibilidad a este color.

3) De silicio (fotodiodo de silicio SPD): es también especialmente sensible a la luz roja , por lo que a veces incorpora un filtro azul, al que debe el nombre de célula azul de silicio. Reacciona rápidamente a la luz y apenas tiene memoria, aunque no es muy fiable a temperaturas extremas.

4) De fosfoarseniuro de galio (GaAsP o GPD): es el tipo más moderno; reacciona rápidamente y es fiable, aunque por el momento la equipan pocas cámaras.

Los exposímetros incorporados en las cámaras SLR miden casi sin excepción a través del objetivo (TTL), lo que presenta la gran ventaja de tener en cuenta los filtros y cualesquiera otros accesorios montados ante el objetivo y que pudieran modificar la cantidad de luz entregada a la película. Además, estas cámaras disponen por lo general de objetivos con diafragmas automáticos, mecanismo que informa al exposímetro de la abertura elegida para fotografiar pero que deja el diafragma totalmente abierto hasta el mismo instante de disparar, de forma que la pantalla de enfoque presenta siempre una imagen luminosa y cómoda de enfocar. Es también normal que el exposímetro esté conectado al diafragma o al obturador para elegir la exposición automáticamente.



Búsqueda personalizada

Inicio