Motor de arrastre
Diccionario de fotografía y diseño, letra M

El motor de arrastre, alimentado con pilas, pasa la película y tensa el obturador después de cada exposición.

Se fabrican en dos modalidades no muy diferenciadas: lo que a veces se llama pasapelícula (autowinder) es un motor que se limita a pasar la película tras la exposición, es decir, no sirve para rebobinar ni funciona a secuencias rápidas continuas. El motor propiamente dicho es más potente, y además del funcionamiento usual foto a foto, es capaz de disparar continuamente el obturador a cadencias de hasta 5 ó 6 imágenes por segundo. Además rebobina la película al terminarla.

Sin embargo, casi todos los dispositivos comercializados actualmente para cámara de 35 mm. son en realidad motores un poco menos potentes y bastante más pequeños y baratos que los descritos, capaces de fotografiar a cadencias de hasta dos imágenes por segundo y rebobinar la película.

En su gran mayoría se acoplan a la base de la cámara y casi nunca sirven para más de una marca, ni tan siquiera para modelos diferentes de la misma marca. Los motores, muy utilizados en fotografía deportiva y de acción, son mucho más caros que los pasapelículas, y las cámaras para lo que estan diseñados han de ser bastante más robustas que las que sólo aceptan un pasapelícula para poder soportar el esfuerzo de la fotografía a gran velocidad.

Véase también:
Cámaras Reflex de 35mm
Chasis (de cámara)




Búsqueda personalizada

Inicio