Man Ray, fotógrafo surrealista y dadaísta

Man Ray fue un fotógrafo, pintor, escultor y cineasta relacionado con el arte modernista, el dadaísmo y el surrealismo. Se hizo famoso por su fotografía de vanguardia y como autor de retratos.

El verdadero nombre de Man Ray era Emmanuel Radnitzky. Nació en Filadelfia (Estados Unidos) el 27 de agosto de 1890. Hijo de familia judía, su padre era de Kiev, Ucrania y su madre de Minsk, Bielorrusia.

3 fotos de Man Ray

Su familia se trasladó a Nueva York en 1897. "Manny" (apodo familiar) se aficionó a la música y a la danza, incluso fue bailarín. Rechazó una beca para estudiar arquitectura y trabajó como grabador mientras, por las noches, estudiaba en la Academia Nacional de Diseño.

Apasionado por el arte, estudió dibujo con Robert Henri y, a partir de 1908, entró en contacto con la vanguardia artística neoyorquina. Frecuentó la galería de Alfred Stieglitz, cuya influencia se aprecia en obras posteriores.

Man Ray, la forja de un genio

A partir de 1913 empezó a interesarse en las obras de Pablo Picasso, Wassily Kandinsky y Marcel Duchamp. Se mudó entonces a una colonia de artistas en Ridgefield (Nueva Jersey), donde su trabajo en la pintura siguió evolucionando, primero en un estilo cubista, después en el arte abstracto.

Man Ray: maniquí descansando sobre una esfera y un cono, 1926

Hizo su primera exposición en la Daniel Gallery de Nueva York en 1915. Su nombre empezó a sonar en América como uno de los primeros pintores abstractos. A partir de ahí, su vida fue vertiginosa.

Man Ray observó que, a pesar de obtener buenas críticas, no estaba a gusto con las fotos que se hacían para los catálogos y la prensa, así que decidió comprarse su primera cámara y hacer él mismo las fotos. Y le gustó, hasta el punto de entusiasmarse por haber encontrado una nueva forma de expresión artística.

En 1917 Man Ray fundó, junto a los franceses Marcel Duchamp y Francis Picabia, el grupo dadá de Nueva York. Al año siguiente empezó a utilizar nuevas técnicas, como el aerógrafo sobre cristal, papel fotográfico y otras superficies. Con Duchamp montó la Société Anonyme para gestionar actividades de vanguardia, como publicaciones, conferencias, películas, conferencias y exposiciones.

Man Ray en París

Siguiendo a Duchamp, se mudó a París en 1921 y su estilo tuvo grandes cambios. Empezó a fotografiar personas en lugar de pintar retratos. El desarrollo artístico efervescente de la capital francesa le animó a experimentar y a probar todas las manifestaciones artísticas disponibles.

Les larmes, 1936 por Man Ray

Empezó a presentar sus rayoramas, unas imágenes fotográficas que hacía sin cámara, en las que exponía a la luz objetos sobre papel fotográfico que después se revelaba. Se le consideró un visionario adelantado a su época, a lo que él respondía: "No, yo estoy en mi época, pero vosotros os habéis quedado rezagados". Man Ray ya era el mayor referente en manipulación fotográfica.

A finales de los años 20 hizo incursiones en el cine de vanguardia. En los treinta trabajo con las solarizaciones, que eran negativos fotográficos expuestos a la luz. Volvió a la pintura surrealista y publicó varios volúmenes de fotos y rayogramas. En 1936 su obra estuvo en la exposición Arte Fantástico, Dadá y Surrealismo del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Man Ray, Noire et Blanche (Negro y Blanco), 1926

En 1940 se trasladó a Hollywood huyendo de la ocupación nazi de París. Allí trabajó como profesor mientras seguía su producción artística.

La fama mundial de Man Ray

Regresó a París en 1951 y siguió explorando los diferentes medios artísticos a su disposición centrándose más, esta vez, en la pintura y la escultura. También empezó a escribir sus memorias, a las que dedicó diez años. Finalmente, su autobiografía, "Autorretrato", se publicó en 1963.

En sus últimos años, acrecentó su fama con exposiciones en París, Nueva York, Londres y las principales ciudades culturales del mundo. En 1973, el Museo Metropolitano de Nueva York dedicó una gran retrospectiva a su obra fotográfica.

Man Ray en la playa de Juan-les-pins, 1937

El arte de Man Ray esquiva las clasificaciones, está cargado de imaginación, sensibilidad y sentido del humor. Como pionero del dadá y del surrealismo, sus obras son siempre originales, intencionadamente incongruentes, incluso irracionales, a veces eróticas y casi siempre escandalosas. Fue un gran artista multidisciplinar cuya creatividad no tuvo límites.

Man Ray murió en París, Francia, el 18 de noviembre de 1976 y está enterrado en el cementerio de Montparnasse.

Descubre más:
Man Ray: 81 obras de arte (WikiArt)
Cómo imitar una solarización con Photoshop
Dadá y surrealismo



Búsqueda personalizada

Inicio