Regla de los 3 tercios

¿Quieres que tus fotos queden siempre equilibradas? Entonces debes conocer la regla de los 3 tercios, una de las normas de composición más famosas y usadas en fotografía, pintura y diseño.

Esta sencilla ley de los tercios es una de las técnicas compositivas más útiles en fotografía. La norma puede aplicarse a cualquier tipo de foto para producir imágenes que atraigan la atención y den una sensación de mayor profundidad y equilibrio. Además, se aprende rápido y es muy fácil de recordar.

Composición con regla de los tercios

¿Qué es la regla de los tercios?

Componer una foto según esta norma consiste en dividir mentalmente la imagen en partes o zonas iguales. Imaginamos en el cuadro dos líneas equidistantes verticales y otras dos horizontales.

División del rectángulo

Con esto conseguiremos dividir la imagen en nueve rectángulos iguales y, lo que es más importante, tendremos cuatro puntos en los que las líneas coincidirán. Estos son los llamados Puntos Fuertes o Principales de la imagen.

La regla de los tercios se basa en algo demostrado: una composición en la que los elementos estén alejados del centro es más placentera para el ojo y parece más natural que una en la que el objeto o sujeto está colocado en el centro. La siguiente imagen produce una sensación poco equilibrada:

Regla de los tercios mal aplicada

En cambio, la composición de una imagen similar resultará más armónica y ordenada si colocamos los elementos importantes en los puntos fuertes. Esto hace que el peso visual aumente y toda la fotografía esté más equilibrada. El resto de los elementos de la escena pueden ir en otros puntos principales, así:

Regla de los 3 tercios aplicada

Ahora, incluso sin conocer esta norma, la imagen se ve mejor, ¿verdad?

¿Cómo usar al regla de los tres tercios?

Cuando estemos ante una escena que queramos fotografiar, debemos imaginar las líneas que dividen el cuadro en tres por tres y cómo quedará lo que tenemos delante dividido en esas partes. Entonces debemos evaluar cuáles son los elementos más importantes que queremos incluir en la foto e intentar colocarlos lo más cerca posible de los puntos fuertes que ha formado la cuadrícula.

Las cámaras digitales y los móviles suelen tener una opción muy útil que dibuja líneas en la pantalla siguiendo la regla de los 3 tercios.

Composición con la regla de los tercios

En la fotografía de paisajes se recomienda colocar el horizonte cerca de esas líneas divisorias horizontales. De este modo evitaremos la sensación de partir en dos la imagen al situar el horizonte justo en medio de la imagen. Si, además, situamos los elementos más significativos del paisaje cerca de las líneas verticales, obtendremos fotos equilibradas y elegantes.

En cuanto a los retratos, lo mejor es posicionar a la gente en uno de los lados del cuadro y dejar lo que llamamos Aire al otro lado. Esto está directamente relacionado con la Ley de la Mirada: si las personas están orientadas hacia uno de los lados, es en ese lado donde debe quedar más espacio, más aire.

Regla de los tercios en retratos

Cuando los retratos son primeros planos se recomienda situar los ojos en alguno de los puntos fuertes mencionados.

Como todas las normas, la regla de los tres tercios no obliga a nadie. Quien hace una foto debe tomar decisiones, y una de las más importantes es saber cuándo hay que saltarse una regla. La creatividad también consiste en eso.

Descubre más:
El misterio de la Regla de los Tercios
La Sección o Proporción Áurea en el Diseño Gráfico
Regla de los Tercios vs Proporción Áurea: mitos y leyendas



Búsqueda personalizada

Inicio