Serpiente de cascabel. Serpientes, lagartos y cocodrilos


Serpiente de cascabel
La Serpiente de cascabel, una venenosa con alarma

Se trata de unas serpientes venenosas del continente americano pertenecientes a la subfamilia Crotalinos. Son fácilmente reconocibles por una especie de cascabel córneo o crótalo que tienen en el extremo de la cola y que agitan con vigor para avisar a los intrusos.

El tamaño del cascabel aumenta cada vez que la serpiente muda la piel, proceso que le añade una sección. Las mudas pueden producirse hasta cuatro veces al año. Las partes más viejas del cascabel se van desgastando con el tiempo y se desprenden, de modo que el número de anillos de éste no es, como se cree popularmente, una indicación precisa de la edad de la serpiente.

Posee dos glándulas productoras de veneno, una a cada lado de la cara, que están conectadas por medio de conductos con la base de dos colmillos largos y huecos que se pliegan en el interior del maxilar cuando no están en uso. Las serpientes de cascabel se alimentan principalmente de pequeños mamíferos y reptiles. Como la mayoría de los crótalos, alumbran crías vivas, es decir, son ovovivíparas.

El crótalo diamantino vive en el sureste de Estados Unidos. Es una especie grande y peligrosa, por la gran cantidad de veneno que puede inocular en una mordedura. Otro crótalo, conocido comúnmente como cascabel, también muy peligroso por su veneno, es el único del género presente en América del Sur.



Fotos de animales salvajes



Google
Búsqueda personalizada