Trípode
Diccionario de fotografía y diseño, letra T

Un trípode es un soporte con tres patas, frecuentemente telescópicas, articuladas por un extremo a una cabeza a la que sujeta la cámara.

Los hay de varios tamaños, desde los muy grandes para estudio, tan voluminosos como un mueble, hasta los diminutos de mesa, que caben cómodamente en un bolsillo. Los trípodes para cámaras de 35 mm y formato mediano son por lo general de aluminio, que combina resistencia y durabilidad con ligereza.

Los pies son de goma o nylon, y ocultan unas espigas aguzadas para clavarlas en el suelo cuando se trabaja en exteriores sobre un terreno no muy firme. La cabeza sobre la que se monta la cámara suele tener una articulación de rótula o varios movimientos independientes. La articulación de rótula no es más que una esfera que gira libremente en el interior de un alojamiento hueco, en el que puede fijarse con un tornillo de presión. Las cabezas de movimientos independientes permiten mover la cámara con la misma libertad, pero con la ventaja de que es posible fijar la orientación en cualquiera de las direcciones del espacio de forma independiente y, por ejemplo, hacer un barrido horizontal sin que cambie el plano vertical.

Casi todos los trípodes tienen una columna central que permite subir y bajar la cámara sin tocar las patas. En algunos puede montarse invertida, es decir, con la cámara muy cerca del suelo. En trípodes un poco más grandes la columna central admite el acoplamiento de una barra horizontal que mejora su funcionalidad.

Véase también:
Soportes y accesorios fotográficos
Uilización del temporizador automático de la cámara digital
Monopodio




Búsqueda personalizada

Inicio