El Jaguar. Felinos salvajes



El Jaguar

En las selvas sudamericanas, el jaguar ocupa el mismo lugar que el león en Africa o el tigre en la India, es el gran superpredador, el animal alrededor del cual gira la pirámide ecológica de las selvas latinoamericanas. Está distribuido por la totalidad del continente a excepción de la Cordillera de los Andes y por el norte ocupa también México y algunos estados del sur de Estados Unidos.

Tiene un amplio espectro alimenticio, desde grandes herbívoros hasta peces y reptiles que captura a veces dentro del agua. En las selvas amazónicas y tropicales de América del Sur el jaguar está siempre muy unido a los cursos de los ríos, donde permanece largo tiempo sumergido o a la espera de alguna presa potencial se acerque a beber.

Durante la mayor parte del año son animales solitarios que patrullan en sus cazaderos y sólo toleran la presencia de otros congéneres durante la época de cría, aunque los machos tienen entonces frecuentes enfrentamientos para delimitar sus fronteras. La gestación dura algo más de tres meses y las hembras alumbran a sus crías en el interior de un cubil situado en algún lugar apartado de la selva. De la educación y entrenamiento de sus hijos es la hembra la que se ocupa, dado que el macho hace ya tiempo que la abandonó para volver a sus hábitos individuales. Los pequeños jaguares permanecen acompañando a su madre durante un largo periodo de tiempo que puede llegar a los dos años.

El Jaguar está ampliamente distribuido desde Méjico hasta la Pampa. Se ha comprobado que atraen a los peces golpeando el agua con la cola para sacarlos de un zarpazo cuando se aproximan. Es el único de los grandes félidos que caza habitualmente en el agua.




Google
Búsqueda personalizada






FotoNostra: Fotografía y diseño gráfico digital