Rinoceronte blanco. Grandes herbívoros salvajes



Rinoceronte blanco

El rinoceronte blanco es el mamífero más grande de Africa después del elefante, y se encuentra hoy al borde de la extinción. Con un peso que supera las tres toneladas y una longitud de casi cuatro metros, pasa el día pastando plácidamente en las sabanas más húmedas a salvo de predadores si exceptuamos al hombre, que ha tenido un triste protagonismo en su actual situación.

Vive generalmente en pequeños rebaños de seis o siete individuos liderados, generalmente, por un macho adulto y son animales pacíficos y relativamente confiados. Durante el periodo de celo, los machos se muestran muy agresivos con los otros individuos del mismo sexo, expulsándoles de la manada y no permitiéndoles intervenir en el ciclo reproductor del grupo. Uno de los principales escollos para la regeneración de sus poblaciones es su escasa capacidad de multiplicación, normal, por otra parte, en un animal de este volumen.

Después de un periodo de gestación de año y medio nace una sola cría, a la que la hembra tendrá que amamantar durante al menos dos años más, periodo tras el cual puede volver a ser cubierta. Es fácil de entender que con una tasa de natalidad tan baja la población de rinocerontes blancos permanezca en unos niveles muy precarios incluso en las zonas donde tiene un alto nivel de protección.

El rinoceronte blanco suele vivir en espacios abiertos de Sudán, Uganda y algunas zonas de SudAfrica. Sus cuernos son muy apreciados en la farmacopea oriental.




Google
Búsqueda personalizada






FotoNostra: Fotografía y diseño gráfico digital