Lente
Diccionario de fotografía y diseño, letra L

Elemento de vidrio u otro medio transparente capaz de formar imágenes desviando y reuniendo en un foco los rayos luminosos.

La luz viaja más lentamente a través del material sólido de la lente que a través del aire por lo que todos los rayos que no sigan el eje de aquella se desvían tanto al entrar como al salir de la misma.

Además de desviarla, la lente dispersa la luz. Así, el componente azul se desvía más que el rojo. El poder de refracción y dispersión de una lente dependen de su forma y de la composición del vidrio.

En cuanto a la forma, las lentes se dividen básicamente en convergentes y divergentes. Una lente convergente o positiva, desvía los rayos y los lleva a converger en un punto situado sobre su eje; una divergente o negativa, los desvía separándolos del eje. Las lentes convergentes son más gruesas por el centro que por los bordes y, por tanto, convexas; las divergentes son más gruesas por los bordes que por el centro, y por tanto, cóncavas.

Pero no hay inconveniente en que una de las caras sea plana, y según las conbinaciones de formas las lentes pueden también clasificarse en seis categorías: biconvexas, planoconvexas, concavo-convexas, bicóncavas, planocóncavas y convexo-cóncavas.

Casi todas las lentes empleadas en fotografía son biconvexas y, de hecho, lente deriva de lens, palabra que en latín significa lenteja, por la similitud entre la forma de ésta y la de la mayoría de las lentes.

Los vidrios ópticos empleados en la construcción de lentes pertenecen a dos categorías básicas: flint, de índice de refracción y grado de dispersión elevados, y crown, de elevado índice de refracción y bajo poder de dispersión.

Véase también:
Objetivos y filtros fotográficos. Las lentes
Dioptría




Búsqueda personalizada

Inicio