Lago Manyara. Kenia y Tanzania

Lago Manyara
Lago Manyara, reserva de la biosfera

A pesar de ser un parque relativamente pequeño, el Lago Manyara, en Tanzania, es conocido por tener la mayor densidad de elefantes por km2 de todo el continente africano. No en vano, por cada mil metros cuadrados de parque, se encuentran seis elefantes. La densidad de otros mamíferos como búfalos, jirafas, rinocerontes negros, y un largo etcétera también es muy alta.

En Manyara es posible ver leones yaciendo en las ramas de los árboles, una estampa poco habitual que aquí se produce por la enorme profusión de grandes mamíferos. También pueblan el lugar numerosos reptiles como algunas variedades de cobra y el cocodrilo del Nilo.

Situado a unos cien kilómetros de la ciudad de Arusha, acoge en su seno un gran lago del mismo nombre que ocupa al menos dos tercios de la superficie del parque.

La climatología influye, y mucho, en las características del lago y de la fauna que lo puebla. En la estación seca, entre los meses de julio y octubre, el nivel de agua del lago desciende drásticamente. Es justo en esta época del año cuando el número de ñúes aumenta de forma notable. Durante la estación lluviosa, hay un número muy elevado de especies de aves en todo el parque, sobre todo acuáticas. Desde principios de los ochenta del pasado siglo es reserva de la biosfera.

Por un lado, el parque natural limita con la pared de Gregory Rift, formada por espectaculares despeñaderos por donde desciende el caudal de algunos ríos que desembocan en el lago. En la zona sur hay aguas termales. Al contrario que en otras reservas africanas, en Manyara no hay complejos hoteleros. Si se desea visitar, el alojamiento más cercano es al borde de de los desfiladeros, con unas impresionantes vistas al lago. Por esa misma zona, hay lugares habilitados para acampar.



Búsqueda personalizada

Inicio