Otoño en Linza
El refugio de Linza

En el oscense Valle de Ansó, a 1.340 metros de altura, se encuentra el Refugio de Linza. Hasta él podremos llegar en coche, y desde allí se nos abre todo un mundo de posibilidades fotográficas. El de Linza es un veterano refugio al que no se le notan los años, más de 200. Ha albergado, y lo sigue haciendo, a varias generaciones de montañeros, además de aficionados al esquí de fondo.

Se trata de una casa de montaña de propiedad municipal que permanece abierta todo el año. Como todos los refugios de este tipo, dispone de literas, duchas, una cocina de uso libre y de un servicio de comidas. Todo lo necesario para pasar un largo día en la montaña, o para recuperarse al regreso de ella.

Desde Linza, el Parque Natural de los Valles Occidentales nos espera. El refugio está rodeado por varias cumbres de más de 2.000 metros y otros parajes excepcionales. Uno de los recorridos habituales es el que lleva a la Mesa de los Tres Reyes, a 2.438 metros de altura.

También es un clásico la ascensión al ibón y la cumbre del Acherito. Es una excursión de tres horas y media que se inicia cruzando el río Linza. Se sigue la senda que lleva al Paso del Caballo, para continuar hasta el Paso del Oso. Desde aquí llegaremos al collado suroeste del Acherito, y de allí a la cima, a 2.362 metros de altitud.

Otro buen recorrido montañero y fotográfico es el que lleva a la cumbre del Petrechema, a 2.366 metros de altura. Es una excursión menos complicada que la anterior, que nos gratificará con impresionantes panorámicas de las agujas del Ansabere, de la Mesa de los Tres Reyes y del valle glaciar de Ansó.



Búsqueda personalizada

Inicio