Buhardillas Chambord. Turismo en el Valle del Loira

Buhardillas de Cahmbord
Las Buhardillas del Castillo de Chambord

Francisco I mandó construir el Castillo de Chambord, en el año 1519, para pasar temporadas y recibir a sus ilustres invitados, como Leonardo da Vinci. Rodeado de un soberbio bosque con mucha caza, la fachada del castillo es bastante sobria, a excepción de su azotea y tejado. En esta parte de la fortaleza medieval echaron el resto. La exhuberancia arquitectónica de esta zona contrasta con el resto del edificio.

Con un buen zoom podremos obtener magníficos detalles de la cubierta del Castillo de Chambord. Las torretas de las escaleras, los remates de las chimeneas y, cómo no, las buhardillas, con unos ventanales profusamente decorados. Las numerosas buhardillas de Chambord, con sus empinadas cubiertas y rodeadas de chimeneas, aportan magnificencia al castillo. En medio de ellas está situada la torre-lucernario, resultado de una prolongación de la doble escalera de caracol. Este es el lugar más alto del edificio, y está decorado con una flor de lis, el símbolo de la realeza francesa.

Desde las buhardillas de las torres del Castillo de Chambord se pueden obtener unas espléndidas panorámicas del parque y de todo su entorno natural. Las mejores instantáneas de las buhardillas podremos obtenerlas desde la fachada trasera, la más fotografiada de la fortaleza.



Búsqueda personalizada

Inicio