El río Nilo
Río Nilo, en África

El Nilo es el segundo río más largo del mundo, por detrás del Amazonas. Pero la importancia de este río africano se debe, sobre todo, a su vinculación con algunas de las más famosas civilizaciones del mundo, como la egipcia. El cauce del Nilo transcurre a lo largo de once países: Uganda, Sudán del Sur, Sudán, Egipto, Ruanda, Tanzania, Kenia, Etiopía, Burundi, República Democrática del Congo y Eritrea. Recorre un total de 6.700 kilómetros hasta desembocar, en Alejandría, en el mar Mediterráneo.

El Nilo nace en la región de los Grandes Lagos de África central, desde donde fluye hasta Sudán. Allí recibe el nombre de Nilo Blanco y se une al Nilo Azul, que nace en Etiopía. En su último trayecto se adentra en Egipto a través de un gran valle. Aquí forma un enorme delta pantanoso antes de desembocar finalmente en el mar Mediterráneo.

Cuando pensamos en el Nilo lo hacemos también en los faraones y las pirámides. Pero el Nilo es mucho más, ya que también fluye por la selva africana, donde se pueden fotografiar monos, gorilas, leones, jirafas o elefantes, entre otras muchas especies del continente negro.

Uno de los cruceros fotográficos más interesantes es, sin duda, el que se realiza por el Nilo a su paso por Egipto. Se pueden fotografiar las pirámides, la esfinge, los templos de Abu Simbel o las ciudades de Lúxor y de El Cairo.



Búsqueda personalizada

Inicio