Carrión de los Condes. Fotografiando Palencia

Monumento al Peregrino
La villa medieval de Carrión de los Condes

Nada más llegar a Carrión de los Condes uno percibe su pasado medieval. Está muy presente no sólo en sus monumentos, también en su trazado medieval, sobre todo en el casco antiguo. De esta gran villa palentina, sus habitantes aseguran que es un lugar donde el viajero podrá comer como un rey, descansar con la tranquilidad de un monje y divertirse como un villano. Desde luego, son buenas referencias.

Carrión de los Condes es el centro geográfico del Camino de Santiago. De ello da fe el monumento al Peregrino, que podemos apreciar en la foto. El edificio con el que más se identifica a Carrión es con la iglesia de Santiago, en la Plaza Mayor, que posee un increíble Cristo en Majestad o Pantocrátor.

Otros edificios dignos de nuestro objetivo son la iglesia de Santa María del Camino, el convento de Santa Clara, del siglo XIII, o las ermitas de la Virgen de la Piedad, de la Cruz y la de San Juan de Cestillos.

En los alrededores de Carrión de los Condes, cerca de un puente medieval, está el que fuera un refugio de peregrinos en el siglo X, el monasterio de San Zoilo. Pero no sólo de edificios religiosos vive la localidad. Las casas palaciegas del Águila, de los Girón, de los Lomana o la Casa de la Lágrimas son otros lugares de los que los carrioneses se sienten muy orgullosos.



Búsqueda personalizada

Inicio