The Doors
Foto de The Doors, la mítica banda de Jim Morrison

The Doors fue una banda de rock estadounidense vinculada al movimiento psicodélico de la década de 1960 y uno de los principales componentes de lo que se dio en llamar el rock ácido de California.

En 1965 Jim Morrison, futuro líder de la banda, conoció a Ray Manzarek, un músico muy influido por el blues de Chicago. Este encuentro se enriquecería al año siguiente con la incorporación de dos nuevos miembros procedentes del grupo The Psychedelic Rangers: John Densmore (batería) y Robby Krieger (guitarra). Ese mismo año debutaron con el nombre de The Doors en el London Fog Club de Sunset Boulevard, de Los Ángeles.

La salida del álbum The Doors resultó un revulsivo cuyas orientaciones pueden asimilarse no sólo por su concepción, que Morrison explicó en términos vinculados a la literatura de Antonin Artaud y su teatro de la crueldad, sino por adaptar canciones de Bertolt Brecht y Kurt Weill.

Strange Days, de 1967 y Waiting for the Sun, del 68 ahondan en la línea inaugural, con pasajes que alternan el desengaño, la violencia cotidiana y la sentimentalidad frustrada en un contexto opresivo que comprende desde la familia hasta la cultura en general. Y algunos temas reaparecen en la cúspide de las listas de éxitos. Paralelamente, la conducta de Morrison era constante fuente de escándalos y Ray Davies, el líder de The Kinks, presentaba una demanda acusando a The Doors de plagio por "Hello, I Love You", y los tribunales fallaron a su favor.

Pese al camino personal seguido por Morrison, la historia de The Doors se enriquece sin descanso. El mito parece reforzarse con cada golpe recibido, sobre todo entre los jóvenes: las letras que compone para los álbumes The Soft Parade (1969) y Morrison Hotel (1970) fortalecen el efecto innovador y corrosivo que provoca el trabajo conjunto de la banda. Y por otra parte, el proyecto iniciado en 1968 con Waiting for the Sun a través del poema "The Celebration of the Lizard King" se presentó completo en 1970 en el álbum Absolutely Live.

Será, con todo, en 1971 cuando The Doors completen su ciclo creativo, al editar L.A. Woman, cuyo éxito masivo exaspera la ya maltrecha capacidad de resistencia de Morrison que opta por abandonar el mundo del rock, contra la opinión de su amigo Manzarek, y establecerse en París, donde falleció en 1971 en extrañas circunstancias.

La leyenda de la banda, alimentada en parte por la trágica muerte de su líder, continua creciendo, en gran medida gracias a Manzarek, que rescató numeroso material de la banda y emprendió en diversas oportunidades la ilusión de reconstruir The Doors con un nuevo solista. La reedición de numerosas actuaciones en directo y el impacto de un álbum de grandes éxitos en 1980 actualizaron el carisma de Morrison y la música de sus compañeros.



Búsqueda personalizada

Inicio