Jazmín
El fragante jazmín, signo de amabilidad

El jazmín es un arbusto que tiene su origen en Persia, aunque en la actualidad está extendido por todo el mundo. El género cuenta con más de doscientas especies. Tiene tallos delgados y flexibles, ligeramente trepadores, con flores de cinco pétalos en los extremos.

La flor del jazmín tiene un ciclo de vida muy corto, tan solo dura un día, aunque es una planta muy cultivada debido a su agradable olor. La flor es muy aromática, con un perfume muy dulce e intenso. En general, es de color blanco, pero hay alguna especie de jazmín que produce flores en tonos amarillos.

Su nombre viene del árabe hispánico. En Andalucía, con los capullos de jazmín es típico confeccionar unos adornos llamados biznagas, que no son más que unos ramilletes de jazmín engarzados en forma de bola.

El jazmín se toma como infusión, siendo el té de jazmín muy valorado en culturas como la china, aunque poco a poco se está introduciendo su consumo en los países occidentales.

El jazmín, en lenguaje floral, representa la amabilidad, posiblemente por su dulce fragancia que le hace gran merecedor de ser apreciado y amado.



Búsqueda personalizada

Inicio