Fotografía científica

La fotografía y la ciencia han ido de la mano desde la invención de la primera cámara fotográfica.

La fotografía científica ha existido casi desde los inicios de la fotografía. Desde que Henry Fox Talbot publicara "El lápiz de la naturaleza", ciencia e imagen se han apoyado mutuamente convirtiéndose en un tándem importantísimo para el avance de ambas.

Fotografía de una célula

En la actualidad la fotografía científica se encarga de inmortalizar experimentos, ilustrar y representar información científica y acercar al ojo humano cuestiones que, sin la ayuda de esta, no podría ver. Para ello se vale de múltiples disciplinas como la fotografía ultravioleta, la fotografía infrarroja, las imágenes térmicas o los rayos X.

Termografías

En el campo de la investigación científica y en la medicina las placas y películas fotográficas se encontraban, hasta hace bien poco, entre los elementos más importantes. Muchos de los grandes avances de la ciencia se han dado en torno a la fotografía o se han visto influidos directamente por ella. La radiactividad, por ejemplo, fue descubierta al ennegrecer accidentalmente una película fotográfica y la Teoría de la Relatividad de Einstein sólo pudo ser validada usando fotos.

Albert Einstein

Muchos instrumentos ópticos utilizados en labores científicas, como son el microscopio, el telescopio o el espectroscopio, se pueden utilizar también para obtener fotos.

Otros instrumentos, como los microscopios electrónicos, osciloscopios y terminales de ordenador, están equipados también con mecanismos para tomar fotos o con adaptadores que permiten el empleo de una cámara normal. En los laboratorios se solían utilizar cámaras Polaroid para obtener imágenes de los resultados de la investigación con rapidez. Hoy en día, con las cámaras digitales todo el proceso se ha acelerado.

Fotografía de un virus

Una de las actividades más importantes en la investigación sobre la física de partículas, es el estudio de miles de fotos tomadas en las cámaras de burbujas de los detectores de partículas, con el fin de encontrar interacciones entre ellas. Mediante el uso de películas especiales se puede fotografiar directamente el rastro o la estela de partículas cargadas.

Las radiografías

La fotografía que capta y produce imágenes de rayos X, llamada radiografía, se ha convertido en un importante medio de diagnóstico en el campo de la medicina. La radiografía utiliza potentes rayos X o gamma. Además del uso que todos conocemos se emplea también para descubrir defectos estructurales y de soldadura en recipientes de presión, tuberías y piezas mecánicas, en especial, aquellas que son esenciales por medidas de seguridad, como las de centrales nucleares, aviones y submarinos.

Radiografía

En muchos casos la película, protegida de la luz en un envoltorio estanco, se aplica contra un lado del objeto mientras que el propio objeto recibe la radiación desde el otro.

La fotografía de los rayos X se utiliza también para estudios estructurales de materiales cristalinos.

Holograma

Con el desarrollo del láser, una técnica llamada fotografía sin lente, la holografía, es capaz de reproducir imágenes en tres dimensiones.


Búsqueda personalizada

Inicio