Escala de grises con Photoshop

Fotografía a color

Cambiar una foto de color a blanco y negro con Photoshop puede hacerse de muchas maneras. Photoshop es el programa de edición que más posibilidades tiene para pasar una foto a blanco y negro. Como con el resto de programas, debemos elegir la que nos dé resultados más satisfactorios.

La diferencia entre todos los modos de conversión a escala de grises en Photoshop es la posibilidad de ajustar más o menos la imagen final. Veremos aquí algunos de ellos.

Lo primero será abrir la imagen elegida siguiendo la ruta Archivo > Abrir. Una vez abierta la imagen elegiremos uno de los procesos de cambio a blanco y negro. Los más sencillos son los siguientes.

1.- Imagen > Ajustes > Desaturar.

2.- Imagen > Ajustes > Tono y saturación. Aquí debemos quitar toda la saturación (-100) a la foto para que Photoshop nos devuelva una foto monocroma.

3.- Imagen > Modo > Escala de grises. Photoshop abrirá un cuadro de diálogo preguntando si queremos descartar la información del color. Pulsamos descartar y tendremos la foto en blanco y negro.

Ajustes de blanco y negro

Photoshop tiene métodos con los que podemos controlar los resultados de una manera más precisa. A uno de ellos se accede siguiendo la siguiente ruta: Imagen > Ajustes > Blanco y Negro. Se nos abrirá un cuadro de diálogo donde podemos variar la intensidad de la escala de grises según los tonos.

La primera conversión viene realizada por defecto pero podemos cambiarla haciendo click en el desplegable del ajuste preestablecido. Los cursores de los colores funcionan de la siguiente manera. Los desplazaremos a izquierda o derecha en función de lo que queramos aclarar u oscurecer de la foto. Por ejemplo, si movemos el cursor del color rojo hacia la derecha, todo lo que sea de este tono en la fotografía se aclarará y viceversa.

También podemos pulsar el botón automático y Photoshop hará una conversión a blanco y negro por defecto en función de los colores que detecte en la imagen.

Mezclador de canales

Mezclador de canales

Otro método para convertir una imagen a blanco y negro es el que usa el mezclador de canales. Llegaremos a él siguiendo la ruta: Imagen > Ajustes > Mezclador de canales. Photoshop abre un cuadro de diálogo en el que tenemos que seleccionar la opción monocromo en primer lugar. Cada cursor corresponde a uno de los canales del modo RGB, rojo, verde y azul.

Este método juega con el porcentaje de intervención de cada canal de color. Realizaremos los ajustes en función de lo que queramos conseguir. La barra constante añade un canal adicional al canal de salida. Los valores positivos añadirán blanco y los negativos negro.


Búsqueda personalizada

Inicio