Ginseng
Hierbas medicinales: el estimulante ginseng

El famoso ginseng (o Gingseng), utilizado comúnmente en la medicina tradicional china, pertenece al género Panax, que en latín significa panacea. Es una planta herbácea originaria de China y Corea, concretamente de sus zonas más frías, y de Siberia. En algunos países es una planta protegida. De hecho, la mayoría del consumo mundial es de plantas cultivadas, dada la escasez actual en modo salvaje.

La planta no es demasiado vistosa. Las raíces es lo que se utiliza con fines medicinales y, al igual que en la mandrágora, estas adquieren a veces distintas y curiosas formas, tal como se aprecia en la foto. El gingseng se clasifica por colores. El gingseng blanco es la raíz de la planta recién recogida. El marrón, es cuando la raíz se seca. Y el gingseng rojo es el resultado de cocer la raíz al vapor y después secarla al sol. Con el gingseng rojo es como se aprovechan mejor las propiedades medicinales de la planta. De este modo, la cocción estimula la aparición en mayor proporción de sus principios activos.

Al gingseng se le atribuyen propiedades estimulantes del deseo sexual proporcionando, en el caso de los hombres, una mejor erección. También es un eficaz estimulador de la memoria, y de las funciones cognitivas. El gingseng es energético por lo que está indicado para paliar los efectos del cansancio cuando no es posible descansar. Al contrario que otros estimulantes, el gingseng no provoca excitación nerviosa.



Búsqueda personalizada

Inicio