Tronco de Brasil. Las plantas de interior

Tronco de Brasil
Tronco de Brasil, una popular planta de interior

Es una de las planta de interior más comunes, tanto por su belleza ornamental como por la facilidad de sus cuidados. El tronco de Brasil es un arbusto de hoja perenne cuyas hojas, lanceoladas, son muy vistosas debido a su particularidad bicolor: verdes con una zona amarilla en el centro. La floración es muy rara, sobre todo cuando se cultiva en interior, y solo se da un par de veces en toda la vida de la planta. Las infrecuentes flores son de color amarillo y con un aroma embriagador.

Como su nombre indica, procede de Brasil, aunque también crece de forma silvestre en otras zonas tropicales del continente americano.

Los cuidados que requiere son similares a otras plantas de interior. La luz directa no la tolera bien ya que los rayos del sol pueden quemar sus hojas. No obstante, crece muy bien en zonas luminosas, con buena ventilación. En cuanto a temperatura, esta no debe ser muy baja. Los ambientes demasiado fríos paran su crecimiento e incluso le provocan la pérdida de hojas. Una temperatura ideal para el tronco de Brasil es la que se encuentra entre los 20º y los 24º centígrados.

A esta planta le gusta la humedad ambiental: admite perfectamente que se rocíen sus hojas con agua, o bien que se coloquen cerca de ella recipientes con agua para mantener un buen nivel de humedad. En cuanto al riego, no necesita demasiada agua. Un par de veces a la semana en verano, y una vez en invierno es suficiente, teniendo cuidado de no encharcar la tierra.



Búsqueda personalizada

Inicio