San Petersburgo. Fotos de Rusia

San Petersburgo
San Petersburgo, ciudad zarista

San Petersburgo es la puerta de Rusia a Europa occidental, o por lo menos, así fue concebida en el 1703 por el zar Pedro el Grande. En la actualidad es la segunda ciudad en importancia y en tamaño de la Federación Rusa, además de ser una de las ciudades más grandes del continente. Es un poderoso atractor de turistas debido a que su núcleo urbano es de los más bellos de Europa, y está catalogado como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

No obstante, su trabajo costó. Para su construcción, el zar usó miles de siervos traídos de todo el país en régimen de esclavitud y con una tasa de mortalidad, debida a las duras condiciones de trabajo, del cincuenta por ciento. Arquitectos alemanes, franceses e italianos fueron los artífices de la ciudad, un emplazamiento al que se le llamó la Venecia del norte por los bellos puentes y centenares de canales que se diseñaron aprovechando el río Nevá.

El centro histórico de la ciudad es una absoluta mezcla de estilos neoclásico y barroco con influencias rusas, con innumerables palacios y bellísimas iglesias ruso-ortodoxas. En la fortaleza de Pedro y Pablo se encuentra la catedral de San Pedro y San Pablo, con las tumbas de los zares, incluyendo a la última dinastía reinante, la de los Romanov. En las afueras de la ciudad hay tres residencias de los zares de obligada visita por su infinita hermosura: Petergoff, palacio de Catalina y palacio de Pavlosk.

También en San Petersburgo hay una importante representación modernista, estilo que imperó en la Europa de principios del siglo XX. Algunos de los edificios más representativos son la Casa del Libro o el Eliséev Magazin, entre muchos otros. El metro, construido en la época soviética, menos famoso que el de Moscú, también se levantó bajo la misma premisa: ser el palacio del pueblo. Está enteramente construido en mármol, y según dicen, es el más profundo del mundo.


Galería: Fotos de Rusia

Búsqueda personalizada

Inicio