La absorción de la luz

Los objetos "se quedan" una parte de la luz que reciben y nos devuelven la que les sobra. O no. Vamos a ver cómo lo hacen.

Una de las propiedades básicas de la luz al dar sobre un objeto es la Absorción.

Absorción de la luz

Cuando la luz blanca incide sobre un cuerpo éste absorbe total o parcialmente una parte del espectro y refleja o transmite (según sea opaco o transparente) una determinada gama de longitudes de onda, que constituyen su color. Es entonces cuando la energía luminosa puede convertirse en otro tipo de energías como el calor o la electricidad, o producir una reacción química como la que ocurre en la fotografía analógica y los soportes fotosensibles.

Tipos de Absorción

Existen diferentes tipos de absorción de la luz. Ésta puede ser una absorción sencilla total, una absorción parcial o una absorción selectiva.

La absorción sencilla total no puede ser fotografiada, ya que solamente será "visible" cuando la comparamos con otras luces en la misma escena que no han sido absorbidas. El terciopelo, por ejemplo, que tiene una gran capacidad de absorción de la luz no es fácil de fotografiar.

Absorción total

La absorción parcial: Este tipo de absorción es uno de los factores que determinan si el objeto que vemos es negro, blanco o gris.

La absorción selectiva: Este es el tipo de absorción que determina los colores del objeto en función de qué longitudes de onda absorbe y cuáles no.

Un material es negro cuando absorbe el 100% de la luz. Sin embargo no existe un cuerpo 100% blanco ya que todos los cuerpos absorben, al menos, un 10% de luz.


Búsqueda personalizada

Inicio