La luz natural y artificial en fotografía

Se conoce como luz natural en fotografía a aquella que proviene directamente del sol y se ve afectada por factores atmosféricos como las nubes. La luz artificial, en cambio, es la producida por medios técnicos, como bombillas o focos.

También entendemos como luz natural otros fenómenos de la naturaleza como los relámpagos, las estrellas o incluso el fuego, pero éstos no son significativos en fotografía como sistema de iluminación.

Luz natural

La luz natural proveniente del sol va variando según van avanzando las horas del día, cambiando su intensidad, su temperatura de color y su ángulo de incidencia en el objeto.

Tipos de luz natural

La luz natural puede ser de dos tipos:

Luz blanda: La luz blanda es un tipo de luz que apenas produce sombras, consiguiendo tonos suaves y difuminados. Este tipo de luz suele darse en días nublados ya que las nubes hacen las veces de filtros difusores. Son muy indicadas para el retrato (sobre todo para personas mayores, al atenuar las arrugas al no producir a penas sombras que las marquen) y en bodegones.

Luz dura

Luz dura: Se entiende por luz dura aquella luz intensa que arroja fuertes y profundas sombras sobre los sujetos u objetos. Este tipo de luz se produce en los días despejados. Suele ser útil para efectos dramáticos o para resaltar las formas del motivo.

Horas mágicas

Las llamadas horas mágicas son los momentos del día considerados como los mejores para tomar fotografías por muchos fotógrafos. En función del tono de color de la luz se distingue entre:

Hora dorada: Es aquella en la que la luz adquiere tonos anaranjados, rojizos y amarillos dando a la escena en general un tono dorado. Ésta hora se da cuando el sol está muy cerca del horizonte por lo que puede suceder tanto al amanecer como al atardecer. Este tipo de luz es una luz blanda o suave y difusa.

Este tipo de luz suele aprovecharse para fotografiar naturaleza.

Horas Mágicas

Hora azul: La hora azul es aquella en la que el cielo adquiere un tono de color con un azul muy intenso aunque va difuminándose hacia el naranja. La temperatura de color de estas imágenes será fría y sus colores muy saturados. También suele darse dos veces al día, al amanecer y al anochecer, justo antes de las horas doradas.

Este tipo de luz suele aprovecharse para realizar paisajes urbanos.

Las fotografías tomadas a estas horas, cuando la noche aún está presente o se está acercando, transmiten un combinado de luces excelente. Para realizar fotografías de este tipo o casi nocturnas, el tiempo de exposición debe ser más largo de lo habitual.

Luz Artificial

En contraposición a la luz natural, existe la Luz Artificial.

Luz artificial

La luz artificial es aquella que no proviene del sol y que ha sido creada por la mano humana. La luz de una bombilla, una vela, las farolas de la calle, etc. son luces artificiales que podemos usar en nuestras imágenes. La luz artificial puede ser continua o instantánea. Está última es la dada por los flashes que son los elementos de luz artificial más utilizados en fotografía.


Búsqueda personalizada

Inicio