Los fotómetros para medir la luz

Como dijimos en el artículo anterior, un fotómetro es el aparato destinado a medir a la cantidad de luz que existe en un lugar determinado.

La mayoría de las cámaras traen incorporado un exposímetro o fotómetro conectado a la anilla del diafragma, a la velocidad de obturación y a la sensibilidad de la película.

Exposímetros

¿Para qué sirve un fotómetro? El fotómetro sirve para dar a cada fotografía la exposición correcta determinando qué apertura de diafragma o qué velocidad de obturación hay que darle a la cámara para una sensibilidad de película o sensor concreto en función de la luz que hay en el ambiente.

Luz Incidente y Luz Reflejada

Los fotómetros pueden medir dos tipos de luz.

Luz incidente y Luz Reflejada

Luz incidente: Este tipo de luz es la que recibe directamente el objeto a fotografiar de la fuente luminosa de la escena. Se mide con fotómetros de mano colocando el dispositivo lo más cerca posible del motivo principal de la escena.

Luz Reflejada: Este tipo de luz es la que todos los objetos de la escena reflejan y entra en la cámara a través del objetivo. Es conocida como TTL (Trough The Lens). Este modo de medición es el utilizado por los fotómetros que traen incorporadas las cámaras actuales.

Clases de exposímetros

Exposímetro incorporado: La mayoría de las cámaras de fotos llevan incorporado un exposímetro que mide la luz y proporciona indicaciones de ajuste del tiempo de obturación y diafragma.

Exposímetro incorporado

Este tipo de exposímetro sólo mide la luz reflejada por el motivo. La lectura de éste se indica a través del visor de nuestra cámara. A través del visor vemos una barra de medición y un cursor que se moverá hacia la izquierda o derecha en función de si los parámetros dados a la cámara harán que entre mucha o poca luz. Si el cursor está situado a la izquierda de la barra de medición la fotografía quedará subexpuesta con esos parámetros. Por el contrario, si el cursor está a la derecha significa que a la cámara le entrará más luz de la que necesite. La exposición correcta será cuando el cursor se sitúe en el centro del medidor.

Exposímetro independientes o de mano: Este tipo de exposímetros puede ser usados con cualquier tipo de cámara tenga ésta o no un fotómetro incorporado. A diferencia de los exposímetros de la cámara éstos pueden medir la luz incidente y la luz reflejada por el objeto.

Exposímetro spot o puntuales: Son aquellos exposímetros que se utilizan para medir la luz en sitios muy pequeños y un poco alejados.

Exposímetro de papel y regla Sunny 16

Antes de la normalización del uso de estos dispositivos la luz se medía con los llamados Exposímetros de papel. Servían para dar a la cámara los valores de exposición correctos en función de una serie de parámetros como la climatología, la hora del día, la sensibilidad de la película, etc.

Exposímetro de papel

Éstos exposímetros están basados en la norma llamada Sunny 16. Esta regla dice que en un día con sol, al medio día, damos a la cámara una velocidad de obturación lo más cercana posible a la sensibilidad que tenga la película (Para un ISO 100 la velocidad será 1/125 por ejemplo) tendremos que dar una apertura de f/16 a la cámara para exponer correctamente. La información venía dentro de la cajita de la película. En ella se podía ver dibujado las aperturas correctas para una velocidad que permanece constante.


Búsqueda personalizada

Inicio