Angulación del encuadre

La altura desde la que tomemos una foto cambiará, no sólo cómo vemos los objetos, sino también la sensación que éstos nos producen.

La angulación en fotografía es el modo en el que organizamos la visión a la hora de sacar una foto. En función de esta angulación el punto de vista de la escena podrá cambiar por completo haciendo que veamos la realidad de un modo que no es habitual para el ojo humano.

Plano contrapicado

Lo normal es tomar las fotografías colocado delante del sujeto, con la cámara aproximadamente a la altura de los ojos y de un modo que el plano focal y el suelo sean perpendiculares.

Cualquier otra angulación se sale de lo habitual y, por lo tanto, añade significación a la toma.

Ángulo normal o medio

Un motivo puede encuadrarse desde diversos ángulos, acercándose o alejándose de éstos, desde arriba o desde abajo. Las proporciones y el fondo modificarán drásticamente la composición por lo que hay que tener cuidado a la hora de elegirlos.

Buscar un buen ángulo para la toma fotográfica consiste en acechar a nuestra "presa gráfica" y estar alerta ya que cualquier pequeño desplazamiento de poca distancia puede generar composiciones diferentes que serán más o menos afortunadas.

Punto de vista

En consecuencia, nos moveremos en torno a ella acercándonos y alejándonos, si es posible, hasta conseguir un punto de vista adecuado y obtener en la mayor medida posible las siguientes cuatro características:

1.El sujeto principal de la escena debe mostrar hacia la cámara el lado que nos interesa tomar, el cual puede ser, según la intención del fotógrafo, cualquiera de los muchos frentes que el tenga.

Foto de perfil

2. Debemos buscar el ángulo de incidencia de la luz más pertinente para el concepto que deseamos comunicar. La iluminación más apreciada suele ser la que incide semilateralmente a los objetos o sujetos.

3. Los planos anteriores al motivo que queremos destacar deben estar limpios de cualquier otro elemento sobrante que interfiera en su visualización, a no ser que lo coloquemos en el encuadre con fines compositivos.

Encuadre compositivo

4. Los planos más lejanos del encuadre deben de ser concordantes, o por lo menos neutros, con relación a la idea que queremos expresar.

Tipos de ángulos

Los ángulos de toma se dividen en cuatro tipos, según el nivel de altura con respecto al motivo desde el cual se realicen. Cada uno de estos tiene su connotación particular y añade significado a la imagen. Esto debe ser conocido por el fotógrafo para utilizarlo a su favor de manera consciente.

Toma a nivel

Ángulo normal o medio: Es cuando la fotografía se realiza desde el mismo nivel del objeto tomado, ni por encima ni por debajo de él. Sirve para mostrar o describir algo de manera natural u objetiva.

Plano Picado

Ángulo picado: Es cuando la imagen se toma desde una posición más alta que el objeto fotografiado, esto es, de arriba hacia abajo. Debido a la perspectiva que se produce el motivo parecerá más pequeño de lo que en realidad es. Cuando se utiliza con personas puede añadir a la imagen connotaciones negativas como dar la impresión de poca importancia, debilidad o humillación.

Plano contrapicado

Ángulo Contrapicado: Es cuando la fotografía se realiza desde un lugar más bajo que el motivo tomado, quedando este más alto que la cámara.

Debido a la perspectiva que se genera, el objeto se aprecia engrandecido visualmente. Puede, en algunos casos, connotar enaltecimiento, importancia o poder.

Plano Cenital

Ángulo Cenital: Es cuando la imagen se toma en un ángulo totalmente de arriba hacia abajo, en posición perpendicular con respecto al suelo. Es decir, lo más extremo posible de una toma en picado. Produce una gráfica sin perspectiva que puede ser muy descriptiva si se aplica a objetos pequeños e inusual e interesante si se usa con elementos grandes.


Búsqueda personalizada

Inicio